El falso 'shaolin' vive aislado 24 horas en prisión y vigilado por tres presos desde una ventana

  • Está desde el 12 de julio en la cárcel palentina de Dueñas, en una celda especial del módulo de enfermería, vestido con una pijama azul.
  • Los tres reclusos de apoyo que se turnan en su vigilancia no duermen con él, sino que le controlan desde una celda contigua.
  • Se le aplica el protocolo antisuicidios. Desayuna, come y cena solo, y solo tiene dos horas de patio controlado por estos internos de apoyo.
  • Está acusado de matar a dos prostitutas en Bilbao. Su caso provocó una gran alarma social porque la Policía investigó si había cometido más crímenes.
Juan Carlos Aguilar, el supuesto maestro Shaolín acusado de asesinato y torturas.
Juan Carlos Aguilar, el supuesto maestro Shaolín acusado de asesinato y torturas.
YOUTUBE

Juan Carlos Aguilar, de 47 años, el falso monje 'shaolin' acusado de matar a dos prostitutas en Bilbao, está encarcelado en un régimen de aislamiento muy estricto en la cárcel palentina de Dueñas. Allí llegó el 12 de julio procedente de una prisión vasca, y desde entonces está encerrado en una celda especial en el módulo de enfermería, celda que se utiliza para aislar a los reclusos a los que se aplica el protocolo antisuicidios.

No es la única razón. Es un preso peligroso, y en esta celda no tiene contacto con nadie, solo con muy pocos funcionarios. Así no hay riesgo de que pueda haber incidentes. Aunque Aguilar no es oficialmente un monje 'shaolín' (algo que él si promocionaba en su gimnasio bilbaíno y en los programas de televisión que frecuentó), es experto en artes marciales. Su segunda víctima fue agredida y maltratada brutalmente. Y de la primera solo se encontraron sus huesos.

De las 24 horas del día, Aguilar se pasa 22 en esta celda. Solo tiene dos horas de patio, una por la mañana y otra por la tarde. El módulo de enfermería es una zona aislada de la prisión, donde sólo van los reclusos con algún problema de salud hasta que se reponen. La dirección de la prisión ha puesto a Aguilar un preso de apoyo, una especie de interno de confianza que vigila y controla a Aguilar. Esta tarea se la reparten actualmente tres reclusos, según fuentes penitenciarias consultadas por 20minutos. Pero mientras en otras cárceles el preso de apoyo suele compartir la celda con el reo al que apoya, en este caso no es así.

Los tres internos de apoyo están en un celda contigua a la de Aguilar. No tienen contacto con él, solo le vigilan a través de una ventana. Pueden verle y escucharle. De hecho, esos tres presos son el único contacto que tiene Aguilar con otros reclusos en esas dos horas de patio. En esos momentos sí comparte espacio con ellos, pero solo con ellos. Para evitar que no se haga daño ni lo pueda hacer, en la celda está con un pijama azul, sin cinturones ni cordones. Desayuna, come y cena allí, solo. Con cuchillos de plástico. El preso que reparte la comida y el funcionario que le acompaña son sus únicos contactos en la celda tres veces al día, "pero un minuto para dejar la comida", explican las mismas fuentes.

La visita de sus abogados

Solo se quita el pijama cuando debe ir a locutorios para recibir visitas. En ese caso, se pone ropa normal. Desde el 12 de julio solo ha recibido una visita, la de dos abogados de Bilbao. "Apenas habla con los funcionarios. Y a veces tiene la mirada perdida. De momento no ha habido ningún incidente con él".

El atestado policial realizado por la Ertzaintza después de su detención a principios de abril no reflejaba que el falso maestro 'shaolín' padeciera ninguna enfermedad psiquiátrica, sino que sólo mencionaba el tumor cerebral que él aseguraba que se le había diagnosticado, un tumor que luego resultó ser falso, como su título de artes marciales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento