Disturbios en San Sebastián
La Ertzaintza dispersa con material antidisturbios a los manifestantes de Anoeta (Foto: Efe) Juan Herrero / Efe

La Ertzaintza dispersó con cargas policiales y material antidisturbios a las miles de personas que secundaron el sábado la convocatoria del Movimiento pro Amnistía en el Velódromo de Anoeta, en San Sebastián, que había sido prohibida el día anterior por la Audiencia Nacional.

Varios miles de personas acudieron hacia las 17.30 horas al recinto, cuyo perímetro había sido acordonado por la Policía Vasca, por lo que se dirigieron a la cercana plaza de la Aita Donostia.Los agentes intentaron impedir su paso por la avenida de Madrid.

Los concentrados, entre los que se encontraban los dirigentes de Batasuna Joseba Permach e Imanol Iparragirre, optaron entonces por realizar una sentada mientras proferían insultos, silbaron y corearon lemas como "Sin amnistía no hay paz", "La lucha es el camino" o "Vosotros también sois perros".

Sobre las seis y media de la tarde, el portavoz de Askatasuna, Juan Mari Olano, propuso a los asistentes finalizar la manifestación cantando el "Eusko Gudariak" para evitar detenciones.

Tres personas han sido detenidos por agredir a agentes
Fue el momento en el que algunos grupos de violentos aprovecharon para lanzar objetos al aire, provocando el caos y que la Ertzaina cargara contra los concentrados para disolverlos.

Los incidentes se extendieron a distintas calles cercanas, donde los manifestantes incendiaron contenedores y los cruzaron en las calles mientras los agentes continuaban realizando cargas en las inmediaciones del estadio de Anoeta.

En Hernani, la Guardia Civil detuvo a una persona en la rotonda de Galarreta cuando acudía al acto del Movimiento pro Amnistía.

Según el diario Gara, se trata del francés Sebastián Bedouret y se le acusa de "apología al terrorismo", una vez que en el asiento del coche fuera hallado un número de 'Zutabe', el boletín interno de ETA.

Dos detenidos y dos coches afectados por el fuego

Además, otras dos personas -y no tres, como en un principio se informó- fueron arrestadas acusadas de agresión a los agentes.

Por otra parte, dos turismos, uno de ellos perteneciente a la Ertzaintza aunque camuflado, resultó afectado por las llamas de dos contenedores que  habían sido quemados en el barrio donostiarra de Amara.

Otro acto prohibido

Por su parte, el Departamento vasco de Interior prohibió el sábado, en cumplimiento de las instrucciones de la Audiencia Nacional, otra manifestación que había sido convocada para ese día a las seis en San Sebastián.

La convocatoria se ve afectada por el mismo auto de la Audiencia Nacional que suspende el acto de Anoeta

En un comunicado, el departamento vasco de Interior precisó que la convocatoria de este nuevo acto en San Sebastián "se realizó ayer mismo (por el viernes9 por parte de una persona particular, tras ser prohibido por la Audiencia Nacional el acto que previamente había sido convocado también para esta tarde en el velódromo de Anoeta".

Interior explicó que el sábado se le había remitido a la persona convocante de este nuevo acto la resolución que prohíbe el mismo.