Colas en Gibraltar
Esperas de varias horas en Gibraltar para entrar y salir del Peñon en la primera semana de agosto 2013. A. Carrasco Ragel / EFE

Los trabajadores españoles en Gibraltar temen que el conflicto entre España y el Peñón afecte a sus empleos y a las relaciones de vecindad y advierten de los enfrentamientos que están causando las colas que se están viviendo en la frontera.

Somos trabajadores, no políticos, y lo que queremos es trabajar en paz Manuel Márquez, delegado de la Asociación Sociocultural de Trabajadores Españoles en Gibraltar (Astecg), ha expresado el malestar y la "indignación" por la situación actual. "Somos trabajadores, no políticos, y lo que queremos es trabajar en paz".

Ha señalado que a causa de las largas colas que en la verja son muchos los ciudadanos que optan por acceder al Peñón andando y ha insistido en su temor a "perder el empleo" cuando La Línea de la Concepción (Cádiz) tiene un alto índice de paro.

El delegado de Astecg ha indicado que en la actualidad hay unos 10.000 españoles que trabajan en Gibraltar y que unas 30.000 personas cruzan cada día la frontera y ha denunciado que se está produciendo "una vulneración del derecho de los ciudadanos", con colas que han durado hasta siete horas.

Por ello, Astecg remitirá una carta al Gobierno español para mostrar su malestar por los problemas en la frontera, una misiva firmada "por todos los partidos de La Línea salvo el PP, que está estudiándola", según Márquez.

Ha lamentado que se "provoquen" este tipo de conflictos para "desviar la atención de otros temas" y ha dicho que se ha "manipulado" el lanzamiento de bloques de hormigón en aguas de la bahía por parte de Gibraltar, ya que Andalucía "ha lanzado muchos más para proteger la fauna marina y de eso no se dice nada".

Por otra parte, durante la mañana de este domingo no se están produciendo problemas para acceder al Peñón y el flujo de entrada y salida de vehículos está siendo normal.