Incendio forestal
Trabajo contra un incendio forestal EFE

El incendio que comenzó en Cicouro (Portugal) y pasó a la provincia de Zamora, a la zona de Ceadea, en el municipio de Fonfría, ha bajado a nivel 1 después de que las llamas ya no supongan una amenaza para la población y se haya restablecido el tráfico en la carretera nacional N-122.

Seis bomberos portugueses resultaron heridos, dos de ellos de gravedad Las labores de extinción del personal de Medio Ambiente, además de la bajada de las temperaturas y el aumento de la humedad que se produce durante la noche, ha permitido que las llamas ya no supongan un peligro para la población, han informado este viernes fuentes de la Consejería de Fomento.

El incendio comenzó en la tarde de este jueves en Cicouro y posteriormente pasó a España, donde han trabajado para sofocar las llamas medios de los gobiernos de Castilla y León y central.

En concreto, más de 130 personas han participado en las labores para apagar el fuego, apoyados por ocho helicópteros, cinco aviones, cinco buldozer, tres autobombas y la Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones del ministerio.

Seis bomberos portugueses resultaron heridos, dos de ellos de gravedad, y su coche calcinado en este incendio, informaron las autoridades portuguesas.