Pelotas de goma
Ester Quintana, junto a su abogada, tras ratificar ante el juez la querella criminal que interpuso contra los Mossos. EFE

La mujer que perdió un ojo en la huelga general del 14 de noviembre presuntamente por una pelota de goma de los Mossos d'Esquadra ha asegurado este jueves que "está claro que alguien está mintiendo" sobre qué le ocurrió tras las últimas declaraciones de antidisturbios, que aseguran que no dispararon una salva, contradiciendo el último informe aportado al juez por la Conselleria de Interior.

Ha hecho estas declaraciones a las puertas de la Ciudad de la Justicia ante los medios tras las últimas declaraciones de antidisturbios ante el Juzgado de Instrucción 11 de Barcelona, y ha sentenciado: "Mi verdad es una y es irrefutable que a mí me han herido y he perdido un ojo, pero la persona que lo ha hecho no lo está diciendo".

Por eso, se ha dirigido al autor de su lesión pidiéndole que "sea consciente de lo que está haciendo, él lleva un arma y debe ser responsable de sus acciones", y le ha pedido que confiese y que no deba ser una imagen que lo demuestre.

Mi verdad es una y es irrefutable que a mí me han herido y he perdido un ojoSegún Quintana, desde la Conselleria de Interior y la policía "se dice que no se dispararon pelotas, pero ¿quién me lo asegura a mí después de todas las versiones que han dado?". En cualquier caso, "el conseller de Interior dijo que haría una investigación muy cuidadosa, espero que se esté haciendo así y que la verdad salga a la luz", ha reclamado.

Ha vuelto a pedir la colaboración de la ciudadanía para aportar nuevas imágenes que puedan demostrar que la hirieron "con una pelota de goma la policía de la Generalitat" y que en la zona no había disturbios, después de que gracias a la colaboración ciudadana les haya llegado un nuevo vídeo con un contenido revelador, según su abogada Laia Serra.

Preguntada sobre si le queda esperanza de que aparezca una imagen que pruebe qué le ocurrió, Quintana ha asegurado que la esperanza "es lo último que se pierde".

No dispararon ninguna salva

El cabo y el escopetero de la Brigada Móvil (Brimo) apartados, supuestamente por esconder información, han desmentido el último informe presentado por la Consejería de Interior. En él se afirmaba que "el cabo cree recordar que el escopetero de su equipo efectuó una salva", aunque no dispararon ninguna pelota de goma.

Ambos iban en la furgoneta Drago 414 el día de la huelga general del 14 de noviembre y este jueves han asegurado al juez que no dispararon ninguna salva a la hora en que Ester Quintana fue herida y que siempre han mantenido la misma versión de los hechos, según fuentes judiciales. De hecho, afirman que en ese punto —en la confluencia de la Gran Via y la calle Diputación— ni siquiera bajaron la escopeta del vehículo.

La abogada de Quintana, Laia Serra, ha asegurado que tras escuchar las declaraciones de todos los agentes de los tres furgones que actuaron en la zona "se está mintiendo y encubriendo", y ha avanzado que han conseguido un nuevo vídeo con contenido revelador que se presentará próximamente al juzgado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.