Cuatro personas, tres hombres y una mujer, se han visto afectadas de triquinosis en la ciudad de Zaragoza por consumir carne de un jabalí que estaba enfermo. Dos de ellas han tenido que ser ingresadas en un centro hospitalario.

Los afectados comieron chorizo elaborado con la carne de un jabalí que había sido abatido en noviembre por un grupo de cazadores de Cadrete (Zaragoza). Al parecer, el jabalí no fue revisado por un veterinario, como marca la ley.

La triquinosis es una enfermedad producida por un parásito cuyas larvas pueden penetrar en la carne de diferentes animales, entre ellos el cerdo y el jabalí.