Baleares tendrá finalmente un objetivo de déficit del 1,47 por ciento para el 2013, por lo que el Govern ha mostrado su "satisfacción" por este objetivo diferenciado al entender que se trata de un reconocimiento a los esfuerzos llevados a cabo por la administración autonómica para conseguir el equilibrio presupuestario.

El conseller de Hacienda y Presupuestos, José Vicente Marí, ha entendido que esta decisión reconoce los esfuerzos de la CAIB por conseguir el equilibrio presupuestario, dado que en 2012 cerró con un déficit del 1,78%, lejos del 4,19% del año anterior, tras el mayor ajuste hecho en la historia de Baleares -de 634 millones de euros-, ha recalcado.

Según ha destacado, pese a este importante ajuste, Baleares presenta algunos de los mejores indicadores económicos del Estado, sobre todo en materia de empleo, "lo que pone de manifiesto la solidez de la senda hacia la recuperación que ya ha iniciado esta Comunidad", ha manifestado Marí.

El conseller ha realizado estas declaraciones tras haber participado este miércoles, junto con los responsables de Hacienda de las otras comunidades autónomas, en la sesión plenaria del Consejo de Política Fiscal y Financiera, en la que se ha tratado la nueva propuesta de objetivos de déficit para cada una de las autonomías para 2013, así como la planteada para el periodo 2014-2016.

En la reunión, presidida por el ministro Cristóbal Montoro, se ha mantenido la decisión tomada en la sesión anterior de elevar el objetivo de déficit para el conjunto de las autonomías para 2013, inicialmente del 0,7% al 1,3%, después de que la Unión Europea otorgara un mayor margen para el conjunto de España, del 4,5% inicial al 6,3%. Para los próximos tres ejercicios, el límite para el conjunto será del 1% en 2014, el 0,7% en 2015 y el 0,2% en 2016.

El Govern ha recordado que ya había pedido "en numerosas ocasiones" unos objetivos de déficit diferenciados por Comunidades, en función de la financiación que reciben del Estado. En este sentido, Baleares defendía la fijación de un objetivo más alto que el establecido para 2013, pero por debajo del alcanzado en 2012.

El Ejecutivo ha recalcado que un objetivo de déficit igualitario para todas las CCAA provoca perjuicios en las autonomías que, como Baleares, reciben una menor financiación por parte del Estado.

En concreto, el actual sistema de financiación proporciona anualmente a determinadas Comunidades un nivel de recursos muy superior a la media, con lo que se encuentran en mejor disposición para cumplir los límites de déficit, ya que tienen que hacer un esfuerzo en términos de ajuste de ingresos y gastos muy inferior a las que reciben menos.

Esta situación se agrava si se tiene en cuenta que las Comunidades más perjudicadas por el actual modelo suelen ser las mismas que han resultado perjudicadas por los anteriores, lo que explica, en parte, los diferenciales de deuda pública que existen entre las diferentes autonomías y la necesidad de hacer frente a costes financieros muy dispares.

El Govern ha destacado también que el establecimiento de límites de déficit diferenciados representa una solución temporal y que la definitiva pasa por una reforma del sistema de financiación que permita, como mínimo, el logro de los objetivos de déficit en igualdad de condiciones.

Por otro lado, durante el pleno de este miércoles se ha acordado designar José Vicente Marí como vicepresidente del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Este cargo recae anualmente en un consejero de comunidad autónoma y sus funciones son presidir el Consejo en ausencia del presidente y las demás que le delegue éste.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.