El conseller de Hacienda y Administraciones Públicas de la Generalitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha afirmado este miércoles que el objetivo de déficit situado en el 1,6 por ciento para la Comunitat para 2013 dotará a la región de una liquidez adicional de 900 millones de euros, que se utilizarán para "pagar a proveedores y a pymes", y para "dar respuesta a las necesidades de la sociedad valenciana".

Así lo ha destacado a los medios de comunicación, tras asistir al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que ha reunido a los consejeros autonómicos y que ha presidido el ministro del ramo, Cristóbal Montoro, para debatir y aprobar el objetivo individualizado de déficit para el próximo ejercicio.

En concreto, el conseller ha destacado que la Comunitat ha conseguido lo que venía reclamando, "una cifra asimétrica y la más elevada de todas las comunidades", porque partía de la cifra más alejada del objetivo de déficit de todas las autonomías.

Sin embargo, ha destacado que esperaba "alguna décima más", precisamente por esa situación inicial de la región, con un déficit que partía del 3,52 por ciento. Pese a ello, el conseller ha valorado la liquidez adicional que este 1,6 por ciento reporta.

Así, ha destacado que estos 900 millones más, que se harán efectivos en el cuarto cuatrimestre, se utilizarán para "hacer efectivo pagos", y para dar respuesta a las necesidades de los valencianos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.