El alcalde del municipio valenciano de Gandia (Valencia), el 'popular' Arturo Torró, ha declarado que en un plazo máximo de dos meses espera llegar a un acuerdo con el artista Antoni Miró para buscarle una nueva ubicación a su escultura que se encuentra en una de las entradas de la localidad. Así, ha aseverado a Europa Press que, si el escultor no quiere participar, "la pondremos donde queramos".

Así se lo planteará el primer edil al artista en una reunión que tendrá lugar este jueves a las 18.00 horas en el local del escultor ubicado en el municipio alicantino de Alcoi, con el propósito de que ambas partes puedan llegar a un acuerdo en cuanto a la nueva ubicación de la obra. No obstante, el alcalde ha ratificado que la reunión "no va a servir de nada".

A este respecto, Torró ha asegurado que, aunque Miró "no ha informado de sus preferencias sobre la nueva ubicación, y después de ir detrás del artista e intentar localizarlo", van ofrecerle un plazo de dos meses para que estudie la zona y, si no quiere participar, "la pondremos donde queramos", ha aseverado el alcalde.

En cuanto al motivo que ha ocasionado la retirada de la figura, el primer edil ha señalado que "nadie entiende lo que significa", y que, además, "no se ve", ya que para ello, "habría que aparcar el coche y no se puede porque es una nacional". Por este motivo, ha afirmado que "los que se equivocaron son los que la pusieron".

En esta misma línea, ha reconocido que "debe estar en un sitio mejor", puesto que "debe tener una leyenda para que la gente entienda su significado", al mismo tiempo que ha declarado que "queremos otra escultura para la entrada de Gandia para que la gente sepa dónde llega".

Representantes del PSPV-PSOE y Compromís comparecieron en rueda de prensa para solicitar al alcalde que mantenga la ubicación actual de la escultura. Según aseguraron en esta comparecencia, Lorena Milvaques, representante de Compromís, y Diana Morant, del PSPV, la intención del gobierno municipal es reemplazar la escultura por letras que formen el nombre de la ciudad de Gandia.

"yo no les hago ni caso"

A este respecto, ha señalado que la oposición, "que son siempre los mismos, están haciendo bandera y quieren victimizar" con este asunto. Así, Torró se ha mostrado rotundo y ha aseverado que, "yo no les hago ni caso".

Para ambas formaciones se trata de una decisión rechazada por la ciudadanía, intelectuales y asociaciones que han presentado un manifiesto de defensa de la escultura. Morant ha asegurado que no es la primera "agresión al patrimonio escultórico, ya pasó lo mismo con los Pinochos de Artur Heras".

"El gobierno del PP tiene que respetar la herencia recibida porque cada pieza responde al trabajo del artista y las leyes impiden el traslado sin contar con el permiso del autor", ha finalizado la socialista.

Consulta aquí más noticias de Valencia.