La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha defendido este miércoles la reforma de la Administración Local asegurando que es "imprescindible para garantizar la sostenibilidad y la eficiencia de la política municipal". Además, la delegada ha calificado la reforma como "valiente", ya que "este ha sido el primer Gobierno en hacer frente a los graves problemas que tiene el mundo local".

En un comunicado, Crespo ha asegurado que "gracias a la reforma de la administración local los Ayuntamientos no se verán sometidos a la asfixia financiera que han soportado históricamente por tener que asumir competencias impropias, que no se pagaban o se pagaban tarde y mal por parte de las CCAA, ya que el Estado garantizará el mantenimiento de los servicios básicos".

Además, ha explicado que, con su aplicación, se transformará y modernizará la Administración Local, "adecuándose a la realidad que vivimos, aplicando políticas de austeridad, controlando el gasto pero sin perder servicios y sin mermar la calidad de los mismos". Es decir, "se hará una administración local sostenible y eficaz", ha dicho.

La delegada ha recordado que la reforma de la administración local forma parte del compromiso del Gobierno de España de hacer más eficientes y sostenibles las administraciones públicas y responde a una demanda de los ciudadanos. "Hemos pedido esfuerzos a los ciudadanos y las administraciones tenemos que hacer lo propio".

Por otra parte, ha asegurado que el Gobierno ha mantenido una postura "abierta al diálogo" intentando consensuar posturas por lo que ha pedido al principal partido de la oposición "amplitud de miras" ante una reforma que "afecta directamente a los ciudadanos, al incidir en las instituciones más cercanas a ellos, los ayuntamientos".

En su opinión, el Gobierno ha buscado una "reforma dialogada" a través de un proceso sometido a una amplia fase de alegaciones que ha contado con la participación de la FEMP, las CCAA, diputaciones, o asociaciones como CERMI o COSITAL.

Clarificar competencias

Para la delegada del Gobierno, uno de los ejes clave de la reforma es que "camina hacia el principio una competencia, una administración". Así, ha hecho hincapié en que la reforma "no elimina, sino que clarifica competencias y evita duplicidades", tanto en el servicio como en el gasto, garantizando a su vez que no se supriman servicios en los municipios.

Crespo ha negado que se privaticen ayuntamientos, y ha aclarado que la reforma potencia la gestión pública directa, ya que un servicio sólo podrá ser prestado por una entidad pública empresarial local o sociedad mercantil local cuando se acredite que es más sostenible y eficiente que la gestión por la propia entidad.

Con la reforma, los ciudadanos podrán saber el coste que tiene cada servicio, por lo que, según la delegada, se fomenta la transparencia. "Los ciudadanos podrán saber si su alcalde gestiona bien o mal los servicios de su municipio". En esta línea, ha afirmado que la reforma "mejora la calidad de la democracia", pues los municipios tendrán que rendir cuentas de su gestión y ser más transparentes.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.