El Colectivo Azálvaro ha criticado la alta mortandad de aves en la planta de transformación de residuos de Urraca-Miguel (Ávila), que se convierte en "un sumidero de mortalidad para las aves rapaces ibéricas".

En un comunicado, destaca que en los últimos meses se han encontrado los cadáveres de distintas rapaces, y también casos que se han confirmado como episodio de muerte por envenenamiento por la ingesta de productos tóxicos en la zona de rechazos del centro.

El último caso fue un ejemplar de cigüeña blanca que yacía en el suelo bajo una de las torretas cercanas a las instalaciones de dicha planta, que ha sido denunciado ante la Patrulla Verde de la Policía Local de Ávila.

El colectivo conservacionista propone como medida "repartir comida, de forma controlada, por los puntos de alimentación o muladares autorizados de todoel territorio afectado de la provincia de Ávila, Segovia y Madrid", a través del sistema de gestión ambiental Arcan.

Lamenta que se produzca en la zona una concentración de aves rapaces necrófagas como "consecuencia de la falta de alimento natural en el campo y en los muladares autorizados", como los de Maello y El Barraco, que se encuentran sin funcionamiento y gestión "por la desidia de la propia Administración provincial".

También responsabiliza a la "inadecuada ubicación del tramo eléctrico en su inmediación, que además no cuenta con protecciones eficientes", por lo que "todos los años mueren ejemplares de distintas especies protegidas, especialmente buitres".

Consulta aquí más noticias de Ávila.