La plantilla de la empresa de supermercados Coviran cuenta desde el pasado 29 de julio con su primer convenio colectivo "después de más de seis meses de negociaciones" se ha acordado la firma del texto final de este convenio colectivo que afecta a mas de 912 trabajadores en toda España, repartidos en 24 centros logísticos y en más de 20 provincias españolas de 11 comunidades autónomas.

Según un comunicado de UGT-A, esta sociedad cooperativa de distribución comercial tiene su sede central en Atarfe (Granada), donde se concentra el mayor número de empleados, se trata de la más grande de Andalucía con 451 trabajadores y una de las tres primeras de España.

En nuestra comunidad tiene centros de distribución en El Ejido (Almería) con 28 trabajadores; Jerez de la Frontera (Cádiz) con 18 y Puerto Real con 21, en Córdoba, donde poseen 18 trabajadores; en Atarfe (Granada), cuyo número de empleados asciende a 170, en las localidades granadinas de Baza y Motril, con 16 y 20 trabajadores respectivamente; en Cartaya (Huelva) con 13 trabajadores; Jaén con 32 y Andújar con 10 empleados, en la localidad malagueña de Casabermeja con 32 trabajadores y en Dos Hermanas (Sevilla), con 73 trabajadores.

El secretario de Relaciones Institucionales y Acción Sindical, Manuel Justo, ha explicado que "las negociaciones del convenio comenzaron en septiembre de 2012, pero no fue hasta enero de 2013 cuando desde la Federación de Comercio de UGT Andalucía (Ftchtj-UGT) se tomó la decisión de participar en la negociación, pues hasta entonces no se habían introducido unos requisitos ineludibles para que UGT se sentara a negociar".

"Entre nuestras exigencias estaba la de que no se recortara derechos ni económicos ni sociales a los trabajadores de Covirán, que este primer convenio no perdiera en ningún momento su ultraactividad y que no se podían cambiar las plantillas de trabajadores antiguos", ha afirmado el responsable sindical.

Según Justo, también se ha solicitado que "una vez terminado el primer borrador, UGT-A pasaría por todos los centros a explicarle el texto a los trabajadores para posteriormente someterlo a votación. Nuestra intención es que fueran los trabajadores los que libremente, y en votación secreta, decidieran el futuro de este convenio; ante lo que exigimos a la empresa la participación mínima de un 70 por ciento de la plantilla y una aceptación superior al 60 por ciento", ha subrayado.

Según el representante de UGT, "cada una de las condiciones que desde nuestro sindicato se les requirió a la empresa han sido cumplidas". Finalmente, participaron en la votación el 97 por ciento, 883 trabajadores, y más del 86 por ciento dijo sí al convenio".

Para Manuel Justo, "estos datos demuestran que el trabajo realizado ha valido la pena y es muy alentador para el futuro de esta sociedad cooperativa andaluza".

Consulta aquí más noticias de Granada.