Los vecinos de la localidad mallorquina de Andratx que han acudido a la visita de parte de la Casa Real al centro de Coordinación y Emergencias del municipio se han mostrado agradecidos con la Reina Sofía, el Príncipe Felipe y la Infanta Elena por asistir al lugar tras el incendio ocasionado el pasado viernes y que ha afectado a 1.800 hectáreas de bosque.

Así lo han expresado un grupo de habitantes de la zona que han acudido esta mañana al lugar para esperar a la Reina Sofía, el Príncipe Felipe y la Infanta Elena, con los que han mantenido algunas conversaciones y de los que han recibido su "consternación y preocupación", según ha afirmado un vecino que, además, ha colaborado como voluntario.

Este mismo vecino ha asegurado que a la Familia Real le ha afectado mucho la catástrofe, puesto que la isla es "su paraíso de vacaciones". Mientras, otra de las vecinas ha señalado que la Reina "se está portando muy bien" y "es muy buena persona".

Por otra parte, otro de los habitantes del municipio ha apuntado que es un "detalle" que hayan acudido a observar las circunstancias del incendio, igual que acudieron a visitar a las víctimas del reciente accidente de tren en Santiago de Compostela, ya que se encuentran de vacaciones en el Palacio de Marivent, mientras que otra de las vecinas ha opinado que "aunque hubieran estado en Madrid también hubieran venido".

Finalmente, una de las vecinas ha echado en falta la presencia de la Princesa Doña Letizia, si bien ha afirmado que probablemente, estaría ocupada con sus hijas, las Infantas Leonor y Sofía.