La consejera de Hacienda andaluza, Carmen Martínez Aguayo, ha señalado este miércoles que acude al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) con una "posición constructiva" y, sin querer adelantar la cifra que baraja Andalucía, ha dicho que el objetivo de déficit debe fijarse de manera individualizada, en consonancia con el modelo de financiación autonómica "asimétrico", porque continuar con el objetivo "igual para todos" es "profundamente injusto".

"No me parece razonable que siendo el modelo de financiación asimétrico, estableciendo importantes diferencias de financiación, se fije un objetivo de déficit igual para todos, lo considero profundamente injusto", ha dicho la consejera andaluza en declaraciones a los medios de comunicación a la entrada de la reunión del CPFF en Madrid.

De ese modo, Martínez Aguayo ha expresado que confía en que "se rompa esta situación de injusticia que se venía manifestando en los objetivos anteriores".

La responsable andaluza de Hacienda ha dicho "entender" a las comunidades que piden que el déficit sea igual para todas porque "se entiende todo", pero ha dicho que la posición "razonable" es la que apuesta por un objetivo asimétrico. Otra cosa sería que la financiación por habitante "fuera igual para todas las comunidades", De ese modo, "podríamos entender que discutiéramos de objetivos iguales para todos", ha añadido.

Además, ha indicado que el hecho de que se fije un objetivo en virtud de la riqueza relativa de cada comunidad, origina que haya comunidades con un PIB más alto que obtengan más recursos para prestar los mismos servicios. "Se generará otra discusión", ha advertido Martínez Aguayo, que ha insistido en que "en la medida en la que la financiación sea simétrica podríamos discutir de objetivos más iguales para todos".

"pecado de origen"

En sus declaraciones a los periodistas antes del inicio del consejo, la responsable de Hacienda ha recordado que Andalucía viene manteniendo su "disconformidad" con el reparto que se hace entre la Administración General del Estado y las comunidades autónomas. "Ahí está el principal problema, el pecado de origen y por lo que cuesta plantear el déficit de las comunidades", ha subrayado.

Así las cosas, ha insistido en que las comunidades autónomas son responsables del 35 por ciento del gasto, mientras que el resto corresponde a Estado y Seguridad Social, por lo que, de acuerdo a ello, "el reparto de objetivo de déficit debería tener esta misma distribución, dos tercios para Estado y Seguridad Social y un tercio para las comunidades autónomas".

"Es muy importante, nadie lo discute y nadie está en contra de eso, que hay que cubrir las necesidades del Estado para financiar gastos desempleo y Seguridad Social pero igualmente es muy importante cubrir Sanidad, Educación y Dependencia", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.