El Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) ha asegurado que intentará "darle respuesta" al botellón surgido en el barrio de San Mateo tras el anuncio de los vecinos de dicha zona de organizar patrullas vecinales para intentar disuadir las concentraciones de jóvenes en días distintos a los viernes y sábado, en los que hay control de la Policía Local.

En declaraciones a los periodistas, la alcaldesa de la ciudad, María José García-Pelayo (PP), ha explicado que la Policía "actuó hace unos meses", pero que con la llegada del "buen tiempo" esta práctica ha aumentado.

García-Pelayo, que ha pedido "disculpas" a los vecinos por las molestias causas, ha afirmado que se van a utilizar "los medios con los que contamos" para solucionar el problema. Así, ha anunciado que el edil de Seguridad se reunirá con las personas afectadas el próximo lunes.

El objetivo, según la regidora jerezana, es "hacer cumplir la ley", aclarando que "no pretendemos ir contra los jóvenes", para lo que propone "informar sobre las alternativas de ocio" que existen en la localidad "antes de llegar a la multa".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.