El director de Relaciones Institucionales y Asuntos Sociales de Cajastur, Carlos Siñeriz, ha presentado este miércoles en Gijón el Pabellón de Cajastur del recinto ferial 'Luis Adaro' que en esta 57 edición de la Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma) apuesta por los Angry Bird para captar nuevos clientes de seguros.

Siñeriz ha confiado en que las actividades y juegos propuestos en torno a este fenómeno social va a tener una "altísima aceptación" dentro del público infantil y juvenil "y de paso vender seguros", ha apostillado, antes de animar a todos a visitar el stand.

De esta forma, un 90 por ciento del pabellón estará destinado a la zona de juegos y los Angry Bird y se entregará a todos los participantes un diploma de estos 'pájaros enojados'. Asimismo, los sábados, a excepción del de la apertura el próximo día 3, se sorteará entre los asistentes un "pajarraco" hinchable teledirigido y los tres domingos de celebración de feria se repartirán obsequios.

También, del 3 al 18 de agosto, el Pueblo de Asturias acogerá una campeonato de bolos. Además, ha señalado que se han repartido invitaciones en las diferentes sucursales y más de 100.000 más por correo electrónico.

"Los días de la Caja en Asturias son todos", ha apuntado antes de destacar los 330 millones de euros en ayudas sociales repartidos desde hace más de diez años, y los 12,2 millones de este ejercicio para actividad social y cultura, de los que se han ejecutado un 40 por ciento.

En cuanto a Gijón y el espacio museístico que gestiona en el Palacio de Revillagigedo, ha destacado que este "en ningún momento ha detenido su actividad". Especialmente ha citado la clausura reciente de una exposición de fotos con récord de visitantes y otra que está en marcha y se abrirá al público a finales de septiembre en colaboración con Médicos sin Fronteras.

Consulta aquí más noticias de Asturias.