El portavoz del grupo socialista en las Corts, Antonio Torres, ha puesto este miércoles a la Comunitat Valenciana en el "epicentro de la corrupción" española, con el 20% de los diputados del PP en las Corts imputados y una lista de casos que van desde el llamado 'caso Fabra', hasta Taroncher, pasando por Gürtel, Cooperación o Brugal, entre otros.

Torres ha realizado estas declaraciones en rueda de prensa junto al secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, y el responsable de Economía en el grupo parlamentario, Julián López, con motivo de la comparcencia en el Congreso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que "por fin" mañana "tendrá que dar una respuesta clara a los apuntes que aparecen en los 'papeles de Bárcenas', explicar los sobresueldos a diputados y miembros del Gobierno del PP, por qué hay una contabilidad B y sobre la presunta financiación irregular de su partido".

En este sentido, el parlamentario ha señalado que ya en 2009, el Partido Socialista presentó una querella contra cargos del PP por presunta financiación irregular, pero el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) "se negó a investigar un informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales donde se demostraba que las empresas de (Francisco) Correa pagaron actos del PP en la Comunitat".

"haciendo trampas dopados"

Según este informe, el PP pagaba parte de la factura y las empresas adjudicatarias de contratos pagaban el resto, ha precisado. Así, los 'populares' han estado haciendo "trampas" durante años, "jugando con ventaja" y "violando los principios democráticos", ha sostenido.

En este sentido Ximo Puig ha criticado el "anclaje" del partido "asociado a la corrupción" y "dopado". "En la Comunitat se cobran sobresuelos desde el año 1993, ha continuado Torres, y desde el PP se oponen a que se puedan conocer todos los bienes de los diputados. "Si se oponen será porque ocultan algo", augurado.

"lecciones de moral de pons"

Por otra parte, Torres ha recordado que PSPV ha pedido que se reúna la Diputación Permanente de las Corts para que el presidente del Parlamento valenciano, Juan Cotino, "dé explicaciones" sobre las informaciones que apuntan que, según los papeles del extesorero, Luis Bárcenas, empresas del grupo Sedesa vinculadas a su familia donaron 200.000 euros al PP.

Si no compareciera, ha advertido, el PSPV presentaría una solicitud para crear una comisión de investigación sobre las adjudicaciones de Sedesa, ya que "en muchos casos" la adjudicación a Sedesa no casa con la mejor oferta, ha apuntado. Así, desde 2009 la empresa recibió 830 millones de euros en adjudicaciones de obras y 220 en concesiones administrativas.

En uno de esos expedientes, el responsable es Esteban González Pons, que "tantas lecciones de moralidad nos quiere dar". "Debería dar cuenta de sus actuaciones irregulares durante el tiempo que estubo en el Gobierno valenciano".

Consulta aquí más noticias de Valencia.