El vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, ha advertido de la "colisión muy grave" del anteproyecto de ley sobre la reforma de la administración local con el Estatuto de Autonomía andaluz, y considera que la Federación Andaluza de Municipios y Provincias "no puede estar callada ni escondida ante lo que dice esa reforma".

Valderas ha valorado la decisión del Consejo de Gobierno andaluz que ha mostrado este miércoles su rechazo al anteproyecto de ley sobre la reforma de la administración local aprobado por el Consejo de Ministros y ha acordado encargar un informe jurídico sobre la constitucionalidad del mismo y solicitar la comparecencia de las comunidades autónomas en el Senado para que éstas puedan "ser oídas" durante el trámite parlamentario de la citada normativa.

El vicepresidente ha explicado que el Consejo de Gobierno ha conocido un último informe que su departamento ha planteado "para conocer lo que nos estamos jugando, pues esta reforma debe preocupar mucho a todos los municipios andaluces, en el sentido de que debemos defender una política de transferencia de competencias a ayuntamientos y también de descentralización política y administrativa".

"Ese ha sido el camino del Gobierno andaluz y va a seguir siendo, defensa de la administración local y de nuestro Estatuto, que colisiona frente a una reforma local que no podemos compartir", ha aseverado Valderas, quien advierte de que la reforma del Gobierno central "sitúa en camino preocupante a los servicios municipales importantes como servicios sociales, salud o educación, e impide que se desarrolle la autonomía local y la capacidad de los municipios para ofrecer sus propios servicios municipales, que corren un peligro de privatización y de pérdida de empleo muy importante".

En ese sentido, ha recordado lo acordado en Consejo de Gobierno, como es pedir la convocatoria de una reunión de la FAMP, que "no puede estar silenciosa ni escondida ni callada ante lo que dice esta reforma y tiene necesidad de hablar en defensa de los municipios andaluces".

Asimismo, ha indicado que se estudiará "muy detenidamente" cuáles son los temas de inconstitucionalidad que la reforma plantea, toda vez que "hay una colisión muy grave con respecto al Estatuto de Autonomía".

Ha agregado que también existe la necesidad de que se convoque la Conferencia Sectorial a nivel local "para que haya un comportamiento territorial donde se pueda dialogar con el Gobierno, pues no ha habido ni diálogo ni ningún consenso". Por ello, Valderas exige la Conferencia Sectorial a nivel local para que las comunidades autónomas "podamos expresar qué pensamos con respecto a una ley una ley que está siendo tremendamente combatida por casi todas las comunidades".

Valderas considera que el Senado "debe ser capaz de dejar la puerta abierta para oír a las comunidades cuando la norma esté en el Senado", por lo que ha indicado que la Junta reclama que todas las comunidades autónomas "se puedan plantar" en la Cámara Alta a decir cuál es su opinión.

Ha aludido al segundo informe que mandarán al Consejo de Estado, que será "lo suficientemente solvente para seguir defendiendo el papel que tienen que jugar los municipios en la comunidad autónoma y lo que significa la arquitectura que la Comunidad ha marcado de descentralización política y administrativa".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.