Endesa ha reformado tecnológicamente una línea eléctrica de media tensión en el Pallars Sobirà (Lleida) con el objetivo de mejorar la calidad y la continuidad del suministro a los clientes de los núcleos d'Estac y Escós, con una inversión de 19.000 euros.

Según ha informado este miércoles en un comunicado la compañía eléctrica, las obras han consistido en cambiar 20 postes de madera por unos del mismo material que quedan más integrados en el entorno rural de la línea y el conjunto de aparatos fijos que sirven para detectar y maniobrar cualquier avería.

Los trabajos, que se enmarcan en el plan de mejora de Endesa en las comarcas del Pirineu de Lleida, también se han basado en la instalación de un nuevo aislamiento de tipo polimérico para optimizar la calidad y la seguridad del servicio de la línea de 25kV.

Consulta aquí más noticias de Lleida.