El secretario general del PP-A, José Luis Sanz, ha rechazado este miércoles las conclusiones del Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) de verano de 2013 conocido ayer y ha asegurado que las encuestas propias que maneja su formación "no tienen nada que ver" e incluso le dan un "empate técnico" con el PSOE-A.

A preguntas de los medios de comunicación sobre los resultados de esta encuesta, Sanz ha restado credibilidad a los mismos asegurando que no sólo eran "previsibles" sino que, además, han sido publicados conforme la "secuencia de actos" que el PP-A tenía prevista tras la "espantá" del presidente de la Junta, José Antonio Griñán.

"Estamos viviendo la misma secuencia de cuando pegó la primera espantá el señor Chaves: la espantá, el dedazo, el numerito de las primarias en este caso, el susanismo que llega, una encuesta que dice que todo está muy bien, la bicefalia y el congreso. Es la misma secuencia. También en aquella ocasión hubo una encuesta que decía que Griñán se salía del mapa", ha ejemplificado.

Tras calificar la encuesta de "una etapa más del proceso autodestructivo en que el PSOE-A ha metido a Andalucía", ha resaltado que lo que más le "sorprende" es cómo si un 58,2 por ciento de los andaluces tiene una valoración mala o muy mala del Gobierno andaluz y cómo si el 76,2 por ciento asegura tener poca confianza en la política económica del Ejecutivo autonómico después los andaluces van a "apoyarlo o votarlo".

"Me cuesta mucho trabajo pensar que si la imagen que tienen los andaluces del bipartito que gobierna en Andalucía es tan mala finalmente terminen votando a PSOE-A e IULV-CA", ha apostillado para confrontarlo con las encuestas que el PP-A está realizando a nivel municipal como tarea de preparación de cara a las próximas elecciones locales y que "no tienen nada que ver con lo que el PSOE-A dice que refleja esta encuesta".

Así, ha indicado que si bien sus encuestas recogen un "pequeño retroceso lógico" del PP-A debido, según ha justificado, a las "medidas impopulares pero necesarias" que ha tenido que tomar el Gobierno de Mariano Rajoy para sacar al país de la crisis e iniciar la recuperación económica, lo cierto es que, desde el pasado 28 de febrero que realizó la última, se ha ido produciendo una "remontada" del PP-A que ahora mismo sitúa al partido en un "empate técnico" con el PSOE-A.

Por ello, se ha mostrado "convencido" de que el PP-A sigue siendo la primera fuerza política de Andalucía y de que sigue representando "a la mayoría social de los andaluces porque así lo vienen reflejando las muchísimas encuestas municipales que hemos hecho en los últimos meses".

Al hilo, ha advertido al PSOE-A de que estaría "muy preocupado" si perteneciera a ese partido porque lo que, a su juicio, constatan todas las encuestas es la "caída en picado" de los socialistas y la subida de IULV-CA. "Es el PSOE-A quien está estancado cuando lo lógico será que estuviera remontando", ha apostillado.

Cuestionado por la prensa sobre si el caso Bárcenas ha podido influir en la imagen del PP-A y en el resultado de la encuesta, Sanz ha reconocido que "el caso del presunto delincuente que es el señor Bárcenas ha afectado negativamente a la imagen del PP". Y ha añadido: "En cuanto nos quitemos de encima, evidentemente, el caso Bárcenas no me cabe ninguna duda de que mejorarán muchísimo la imagen del PP".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.