La Val d'Aran está "totalmente" recuperada de las inundaciones sufridas en junio y para este verano espera recibir la misma cantidad de turistas que la registrada en el mismo periodo de 2012, según ha informado este miércoles el Conselh Generau de la Val d'Aran.

Para conseguir una recuperación más acelerada, la Agencia Catalana de Turismo (ACT) aportará la totalidad de la tasa turística recogida en la Val d'Aran a la reconstrucción de las zonas afectadas por la lluvia y a la promoción turística.

La Val d'Aran, que registra actualmente un 41% de ocupación hotelera, cuenta con una oferta turística compuesta por 14.000 plazas en hoteles y 24.000 en segunda residencia, y 173 bares y restaurantes y más de 360 empresas de turismo y comercios.

Los campings de Era Yerla, en el municipio de Arties, y los de Forcanda y Prado Verde, en Era Bordeta, son los únicos establecimientos que no podrán abrir este verano a causa de los destrozos producidos por las lluvias.

En 2012, los meses de mayor afluencia turística fueron enero, agosto y diciembre y, a lo largo de todo el año, 241.764 visitantes eligieron la Val d'Aran como destino, un 7,5% más que en 2011, con una estancia media de 2,5 días.

Consulta aquí más noticias de Lleida.