El número de accidentes laborales con baja en la Región de Murcia se sitúa en 6.712 hasta junio, lo que supone un 5,31 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, según el Boletín de Siniestralidad Laboral en la Región de Murcia elaborado por la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM) y recogido por Europa Press.

En base a los últimos datos oficiales de siniestralidad laboral facilitados por el Instituto de Seguridad y Salud Laboral de la Región de Murcia, de los 6.712 accidentes de trabajo con baja, 5.852 (87,19 por ciento) sucedieron durante la jornada laboral, y el resto 860 (12,81 por ciento) ocurrieron al ir y volver del trabajo, accidentes 'in itínere'.

Referente a las enfermedades profesionales, se han detectado 190 en lo que va de año y, por sectores de actividad, el sector servicios es el que presenta mayor número de accidentes registrados (2.680), seguido de la industria (1.372), la agricultura (1.367) y la construcción (433).

En cuanto a los accidentes mortales en jornada de trabajo, se produce un aumento de tres accidentes en términos absolutos, pasando de siete accidentes registrados en 2012 a diez accidentes en 2013, lo que supone un aumento del 42,86 por ciento, mientras que los accidentes 'in itinere' experimentan un aumento de dos accidentes más, ya que pasan de un accidente mortal en 2012 a tres en 2013, según informaron fuentes de CROEM en un comunicado.

El Índice de Incidencia, es decir, el número de accidentes de trabajo registrados por cada 100.000 trabajadores con las contingencias cubiertas, durante el periodo enero-junio ha descendido un 0,71 por ciento comparado con enero-junio de 2012.

En este sentido, la patronal destaca la aprobación por parte de la Asamblea Regional de la Ley 6/2013, de 8 de julio, de medidas en materia tributaria del sector público, de política social y otras medidas administrativas, "que ha supuesto la extinción, entre otros organismos, del Instituto de Seguridad y Salud Laboral de la Región de Murcia, un ente público fundamental en la gestión de las políticas de seguridad, higiene, condiciones ambientales y salud laboral en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma".

Al respecto, CROEM ha mostrado su preocupación, ya que las funciones de este organismo van a ser asumidas por la Consejería competente en materia de seguridad y salud laboral, al cuestionarse si las podrá desarrollar "de forma eficiente con menos recursos".

índice de incidencia

El Índice de Incidencia, es decir, los accidentes de trabajo por cada 100.000 trabajadores con las contingencias profesionales cubiertas se sitúa en 1.428,23 para el periodo enero-junio 2013, siendo este dato inferior en 10,15 puntos al correspondiente para el mismo periodo del año anterior.

Este dato hace referencia al colectivo de trabajadores asalariados con cobertura de las contingencias de accidente de trabajo y enfermedad profesional, así como a los trabajadores autónomos que han optado por la cotización de dichas contingencias.

Por sectores de actividad, el sector servicios es el que presenta mayor número de accidentes registrados en el primer semestre del año, con 2.680, seguido de industria con 1.372, la agricultura con 1.367 y por último la construcción con 433 accidentes registrados. Con respecto al año anterior, todos los sectores presentan una variación negativa, a excepción de la agricultura.

El sector que presenta una mayor disminución en referencia a los accidentes con baja en jornada laboral, es la construcción con una variación de -35,18 por ciento, lo que supone 235 accidentes menos que el año anterior, seguido del sector industria que experimenta una variación de -3,58 por ciento pasando de 1.423 accidentes en junio de 2012 a 1.372 en 2013, dando como resultado 51 accidentes menos.

El sector servicios pasa de 2.756 accidentes registrados en junio de 2012 a los 2.680 en 2013, 76 accidentes menos que en el mismo mes del año anterior, produciéndose una reducción del -2,76 por ciento.

Por último, la agricultura experimenta un aumento del 2,70 por ciento en este periodo, pasando de 1.331 accidentes a los 1.367 de 2013, lo que supone 36 accidentes más que en el año anterior.

De los 5.852 accidentes con baja en jornada laboral registrados durante el periodo enero-junio, 5.811 fueron leves, 31 graves y diez mortales. El número total de accidentes ha disminuido un -5,31%, con una diferencia de -328, pasando de 6.180 accidentes entre enero-junio 2012 a 5.852 en el correspondiente a 2013.

Del mismo modo y según gravedad, se aprecia una disminución del 5,17% y del 31,11 por ciento respectivamente en los accidentes leves y graves, y un aumento del 42,86 por ciento en los accidentes mortales.

Accidentes con baja '

In itínere'

De los 860 accidentes con baja 'in itínere' registrados durante el periodo enero-junio de 2013, 852 fueron catalogados como leves, cinco como graves y tres fueron mortales.

Al igual que los accidentes con baja en jornada laboral, el número de accidentes con baja 'in itínere' ha disminuido un -5,39% en este periodo, pasando de 909 accidentes en junio 2012 a 860 en el mismo periodo de 2013.

Según gravedad, los accidentes leves y graves disminuyen un -5,44 por ciento y un -28,57 por ciento respectivamente, mientras que los accidentes mortales aumentan en dos en términos absolutos.

Las enfermedades profesionales han aumentado un 2,15 por ciento en este periodo, traduciéndose en cuatro enfermedades más con respecto al mismo periodo del año anterior, pasando de 186 en enero-junio 2012 a 190 enfermedades profesionales declaradas en lo que va de año.

Respecto a la evolución de los accidentes con baja en jornada laboral, en el sector de la agricultura aumenta un 2,70 por ciento el número de accidentes de trabajo totales, los accidentes de trabajo leves aumentan un 2,19 por ciento, mientras que los accidentes graves y mortales aumentan en 6 y 1 respectivamente en términos absolutos.

En el sector industrial, disminuye el número de accidentes totales un 3,58 por ciento, los accidentes de trabajo leves y graves disminuyen un 3,26 y 50 por ciento respectivamente, mientras que los accidentes mortales aumentan en términos absolutos en uno.

En la construcción disminuye el número de accidentes totales un 35,18 por ciento, los accidentes de trabajo catalogados como leves se reducen un 34,70%, al igual que los accidentes de trabajo graves y mortales que lo hacen un -60 y -100%, respectivamente%.

En el sector servicios, disminuye el número de accidentes totales un 2,76 por ciento, mientras que los accidentes de trabajo leves y graves disminuyen un 2,56% y 40% respectivamente, y los accidentes de trabajo mortales aumentan un 40 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Murcia.