El Plan del Corredor Litoral afectará al 16 por ciento de las viviendas proyectadas en la franja costera granadina, lo que supone unas 1.600, una incidencia que será menor que en otras provincias andaluzas, aunque, a pesar de ello, Granada contará con el 58 por ciento de la franja protegida.

Con la aplicación de este plan de protección, que se encuentra hasta el 30 de octubre en fase de exposición pública, la costa granadina podrá desarrollar las 16.200 viviendas planificadas en los distintos planes urbanísticos.

De estas, 9.595 se proyectan sobre los 500 metros de franja costera y el 16 por ciento de ellas se verán afectadas por planearse sobre terrenos que este plan protege con alguno de los tres niveles de protección previstos, esto es, unas 1.600 viviendas.

Los sectores de suelo urbanizable afectados por el plan se encuentran en los municipios de Almuñécar, Salobreña, Motril y Albuñol.

Así lo han señalado este miércoles la secretaria general de Ordenación del Territorio de la Junta, Gloria Vega, junto a la delegada del Gobierno andaluz en Granada, María José Sánchez, y la delegada de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Sandra García, en una comparecencia para explicar cómo repercutirá el Plan de Protección del Corredor Litoral de Andalucía en la costa granadina, una franja de litoral que supone el 7 por ciento del total andaluz.

Según ha indicado Vega, "éste es un plan de protección, no de ordenación", que pretende preservar la primera línea de playa no ocupada para garantizar la calidad del espacio costero.

El plan tiene como objetivo principal preservar el proceso urbanizador en los terrenos que ponen en riesgo la sostenibilidad ambiental y territorial del litoral por sus valores ambientales, naturales, paisajísticos, culturales, agrícolas y forestales. La incidencia de éste en la zona costera granadina será "mínimo" por tratarse de suelos que ya contaban con un nivel de protección o que por sus características tenían dificultad para su desarrollo urbanístico.

La secretaria general asegura que "el plan garantiza que los núcleos ubicados en esa franja puedan mantener su crecimiento". Los sectores de suelo urbanizable afectados por el plan se encuentran en los municipios de Almuñécar, Salobreña, Motril y Albuñol.

Niveles de protección

En concreto, se trata de 9 sectores con grado de protección, en su mayor parte de grado 2, al tratarse de terrenos que cuentan con valores naturales o paisajísticos, o los que deben ser preservados de urbanización por sus valores agrícolas y los que permiten la conectividad de la costa con el interior.

Éstos deben ser calificados de no urbanizables en los planeamientos urbanísticos municipales, con especial protección o sistema general de espacios libres. Se pueden autorizar construcciones necesarias para la explotación agraria, las vinculadas a actividades recreativas o de interés público para infraestructuras o instalaciones de ocio o turísticas, instalaciones hoteleras, siempre que sean compatibles con la preservación natural de los terrenos.

Por su parte, la delegada del Gobierno andaluz en Granada asegura que "este plan es fruto del compromiso del Gobierno de la Junta de Andalucía con la protección del medio ambiente, con el desarrollo sostenible de los territorios y con el impulso de medidas que repercutirán a medio y largo plazo en la cualificación de los destinos turísticos".

Consulta aquí más noticias de Granada.