La CIG ha denunciado la escasez de recursos en el transporte público sanitario puesta de manifiesto en el accidente de tren ocurrido el pasado miércoles en Santiago de Compostela y en el que, según el sindicato nacionalista, "no existió" un protocolo de emergencia sino que "cada uno fue allí a hacer lo que pudo".

En rueda de prensa, el responsable comarcal de Transportes de la CIG, Ernesto López Rey, ha asegurado que "no hubo coordinación" en las labores de rescate y, aunque ha valorado la colaboración de los vecinos de Angrois, ha indicado que no suple la falta de un protocolo de actuación que, según señala, no se produjo.

"Cada uno fue allí a hacer lo que pudo pero no había comunicación entre los sanitarios", ha afirmado López Rey, que ha asegurado que fue un "desastre" ya que, según ha explicado, "no existía personal para atender una catástrofe de estas características".

Así, se ha referido a la falta de transporte sanitario, una cuestión que el sindicato lleva denunciando desde hace tiempo y que, según señalan, se ha puesto de manifiesto en la gestión de esta catástrofe.

En este sentido, el delegado de la central en Ambulancias Xuvias, Néstor Torea, se ha centrado en el caso del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) que, según ha indicado, no dispone de dos ambulancias "de reserva" para situaciones de emergencias, como la ocurrida en Santiago de Compostela.

Por ello, según ha explicado, ante la catástrofe acontecida el pasado miércoles, se movilizaron otras ambulancias y se dejaron tres para continuar con la cobertura sanitaria diaria. "Es algo tercermundista", ha añadido Torea.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.