Un centenar de agentes del Área de Tráfico y Seguridad Vial de la Policía Foral (comisarías de Pamplona y Tudela) formarán el dispositivo especial de tráfico arbitrado para velar por la seguridad vial durante la operación salida-retorno del primer fin de semana de agosto.

Durante esta operación, que se desarrollará durante el viernes, sábado y domingo (días 2, 3 y 4), se van a realizar controles de velocidad (con especial incidencia en las dos autopistas navarras, la AP-15 y la AP-68), así como de alcohol y de detección de drogas, prestando también especial atención a las cercanías de localidades donde se celebren sus fiestas patronales, según ha informado el Gobierno de Navarra.

Desde Policía Foral, se recomienda a los conductores que extremen la precaución al volante, programando el viaje con los descansos necesarios, respetando los límites de velocidad y normas de seguridad, así como asegurándose antes de coger el volante de que el vehículo está en óptimas condiciones para la realización del viaje.

Cabe recordar que en esta operación salida-retorno del pasado año se controlaron 11.554 vehículos (radar y alcohol), con el resultado de 794 denuncias en total: 773 de radar y 21 de alcohol. Además seis conductores dieron positivo en sustancias estupefacientes.

También se procedió a la puesta a disposición judicial dos conductores más por delito contra la seguridad vial (exceso de velocidad).

Consulta aquí más noticias de Navarra.