Comparecencia
La sala del Parlament donde ha comparecido Artur Mas para dar explicaciones por el 'caso Palau'. ALBERT OLIVÉ / EFE

El portavoz del PSC, Maurici Lucena, ha pedido este miércoles al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que se comprometa a que dejará todos sus cargos si la justicia demuestra —el proceso judicial está en curso— que su partido, CDC, se financió de manera irregular a través del Palau de la Música.

"Le pido que arriesgue y se comprometa solemnemente a apartarse de sus cargos si se confirma financiación ilegal", ha sentenciado en el marco de la comisión de Asuntos Institucionales del Parlament, donde Mas ha comparecido para dar explicaciones y que ha durado tres horas.

Aunque sin llegar al extremo de proponer que deje sus cargos, el resto de partidos de la oposición también le han exigido al presidente catalán que aclare qué responsabilidades piensa asumir en carne propia si la justicia falla que existió financiación irregular en CDC.

Todos han coincidido en destacar que no les parece suficiente que el presidente se haya comprometido a devolver "hasta el último céntimo de euro" si se demuestra que hubo financiación irregular, y quieren saber los nombres de quienes presuntamente actuaron mal.

Artur Mas insta a la oposición a presentar una moción de censura en lugar de pedir su dimisiónEl líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha espetado a Mas que este miércoles tiene la última oportunidad para explicarse y evitar evasivas porque Catalunya "no se puede permitir que quien lidera el país esté tocado de autoridad", y que si no lo hace, y se demuestra finalmente la financiación irregular del partido, el presidente de la Generalitat sería cómplice del supuesto entramado criminal en torno Palau de la Música.

Por su parte, el portavoz del PP en la Cámara catalana, Enric Millo, ha advertido a Mas de que si se confirma lo que ha calificado de gravísimas acusaciones, tendrá que "asumir importantes responsabilidades sin ninguna excepción".

Ante tales requerimientos de asunción de responsabilidades, Mas ha asegurado que no dimitirá por el 'caso Palau' y ha retado a los partidos políticos de la oposición a que presenten una moción de censura si quieren relevarlo al frente de la Generalitat.

De hecho, ha reprochado a algunos grupos de la oposición, por sus intervenciones "absolutamente exageradas y partidarias", por pedir o insinuar su dimisión, cuando "existen mecanismos parlamentarios" para que deje el cargo como una "moción de censura".

Todos los partidos de la oposición en Catalunya salvo C's han obviado el reto. El único que se ha referido a él ha sido el presidente de C's, Albert Rivera, que ha dicho que su partido no descarta presentarla porque Catalunya tiene un presidente que "no admite responsabilidades, no gobierna y no presenta presupuestos".

Actuar con valentía

El líder de C's le ha pedido a Mas que actúe con "valentía" para abrir una nueva etapa política en Catalunya marcada por la lucha contra la corrupción y le ha advertido de que, si no señala a los responsables de CDC de los hechos que ahora investiga la justicia, el responsable final será él.

También la diputada y secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha reprochado al presidente la falta de detalles en su explicación inicial, y le ha exigido que dé la palabra de que depurará responsabilidades si se demuestra la financiación ilegal.

Un país con corrupción nunca será un país libreEl diputado de la CUP, Quim Arrufat, ha avisado al presidente de que "un país con corrupción nunca será un país libre", le ha advertido de que no se puede utilizar el proceso soberanista para ocultar vergüenzas, y le ha recriminado que su comparecencia no ha servido para casi nada al esconder, según él, la cabeza bajo el ala.

El líder de CiU en el Parlament, Jordi Turull, ha cargado contra estos partidos porque "cuando explicaron qué es la presunción de inocencia faltaron a clase", y ha destacado la valentía del presidente de acudir a la Cámara catalana a dar explicaciones.

Sólo los líderes de ICV-EUiA, Joan Herrera, y C's, Albert Rivera, han acudido al Parlament a interpelar a Mas, mientras que los del PSC, Pere Navarro; el PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, y ERC, Oriol Junqueras, han optado por delegar el trabajo a los portavoces parlamentarios. Tutull ha tachado al socialista y a la popular de "cobardes".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.