Los Mossos d'Esquadra han detenido a 12 presuntos miembros de un grupo especializado que estafó 100.000 euros a hipermercados de Tarragona y Barcelona realizando compras de productos electrónicos y electrodomésticos a crédito con nóminas falsas que simulaban altos sueldos.

Según ha informado este miércoles la policía catalana, a los 12 arrestados, de entre 21 y 56 años y de nacionalidad española, les imputan 57 delitos de estafa, 55 de falsedad documental y 12 faltas de estafa, y se les detuvo entre el 10 de junio y el 25 de julio.

Los Mossos iniciaron una investigación a principios de año tras descubrir las estafas de este grupo en varios establecimientos comerciales de las comarcas del Tarragonès, Baix Camp, Baix Llobregat y Barcelonès.

El grupo captaba a personas con pocos recursos económicos para que fingieran tener un sueldo importante a través de nóminas falsas, y que así adquirieran a crédito ordenadores, 'tablets', televisores y electrodomésticos, que se revendían a precios inferiores al de mercado.

Las ganancias por estas ventas ilícitas se repartían del siguiente modo: los captadores se quedaban entre el 10% y el 20% de la operación y, el resto, la persona que había puesto su identidad, y cada operación de crédito oscilaba entre los 1.000 y los 5.000 euros.

Los seleccionados para hacer las compras, que se comprobaba que no estuvieran en el registro de morosos, pedían siempre pagar a crédito a través de la financiera del propio hipermercado, y aportaban una nómina de alta retribución confeccionada con datos falsos.

Una vez el titular de la nómina era aceptado, aprovechaba los dos primeros meses para realizar varias compras, ya que no se generaban los recibos hasta el tercer mes, y cuando le denegaban nuevas compras por los impagos, la banda rompía la comunicación y captaba a nuevas personas.

En algunos casos la propia financiera ofrecía una tarjeta de crédito al cliente que le permitía disponer de dinero en efectivo a través de cajeros automáticos, en los que se hacían extracciones en metálico.

Los 12 detenidos pasaron a disposición judicial y dos de ellos ingresaron en prisión mientras que el resto quedó en libertad con cargos, aunque la operación sigue abierta y no se descartan más arrestos.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.