La plataforma Cántabros por la Ordenación Racional de la Energía Eólica (CORE) ha opinado que la apertura de un nuevo periodo de exposición pública de 45 días del futuro Plan Energético 2011-2020 "no basta" pues "no subsana" el "gravísimo problema de participación" que, a su juicio, ha existido durante su tramitación y ha anunciado que presentará alegaciones.

Así lo ha avanzado en una rueda de prensa Javier Ceruti, vocal de Cantabria Nuestra, una de las asociaciones que integran CORE, junto con el delegado en Cantabria de SEO BirdLife, Felipe González, y el presidente de ARCA, Carlos García, quienes han advertido de que "no es lo mismo" opinar sobre algo que ya se ha decidido que estar a lo largo de todo el proceso.

Han denunciado que el Gobierno regional ha decidido sacar ahora a exposición pública el Plenercan "a regañadientes" y tras haberlo rechazado "sistemáticamente" esta reclamación de Core y argumentar que la normativa no lo exigía pues ya se había sometido a información pública un primer borrador del Plan.

Ceruti ha resaltado que la apertura de este periodo de exposición pública del Plenercan tras incorporarse algunos cambios respecto al que se sometió a información pública se ha producido después de que a principios de julio Arca y la Plataforma para la Defensa de Sur de Cantabria anunciasen la presentación de una queja ante el Parlamento Europeo por el "incumplimiento" del Ejecutivo del Convenio de Aarhus en la tramitación del Plenercan y de la ley eólica al no informar, ni dar participación a agentes sociales y afectados.

"Nos dan la razón tarde y parcialmente. No basta", ha dicho el vocal de Cantabria Nuestra.

A

Información pública,

Con "agosticidad"

Los representantes de estas organizaciones integradas en Core han explicado que aún no han tenido de analizar todo el Plenercan al tratarse de un documento "bastante extenso".

De hecho, han considerado que los 45 días de plazo para consultarlo y presentar alegaciones se van a quedar "escasos" y han denunciado que la información pública se ha abierto con "agosticidad".

"Uno de los asuntos más importantes para el futuro de esta región va a pasar más de la mitad del periodo de exposición pública en el mes de agosto. Casualidades las justas", se ha quejado Ceruti.

"inseguridad jurídica absoluta"

En la rueda de prensa, los representantes de estos tres colectivos integrados en CORE se han quejado del "incumplimiento permanente" del Gobierno de Cantabria en sus compromisos en relación al Plenercan y también a la ley eólica.

En este sentido, desde CORE, ven una "continuación" con lo que había realizado el Ejecutivo anterior (PRC-PSOE) e insisten en que se mantiene la "inseguridad jurídica" que había y que —dicen— es "absoluta".

"En este momento, estamos en la misma situación de inseguridad jurídica. Se puede hacer lo mismo que se podía hacer en el momento del plan eólico de 1.500 megavatios", ha afirmado el vocal de Cantabria Nuestra.

MACROPARQUES

Ha precisado que es igual "salvo" que en el actual Plenercan se señala que la potencia nominal a adjudicar desde Cantabria es la mitad, unos 700 megavatios, si bien ha explicado que dentro de esta potencia no se contabiliza la de los macroparques que se puedan instalar y que se extienden entre varias provincias, lo que permitiría que, incluso, se pudiera "duplicar".

Ha explicado que al afectar a varias provincias la competencia de autorizarlos recae en el Gobierno central.

Según ha explicado González a preguntas de los periodistas, este es el caso del bautizado como 'Siete Cruces', un proyecto para instalar 46 aerogeneradores en tres parques a lo largo del Parque de Valdeolea u otro, presentado el año pasado y contra el que ya se han presentado alegaciones, que preveía la colocación de una cuarentena de molinos en el cordal de Hormiguera (Valdeprado del Río).

"Estamos en la misma situación", han insistido estos integrantes de CORE, quienes han advertido que con el actual plan se mantiene el riesgo de que se cometan impactos como la colocación de molinos enfrente de la Bahía de Santander o la destrucción del, a su juicio, "enorme patrimonio cultural y natural" del sur de Cantabria, zonas que estaban excluidas en el Plenercan 2005-2011, que, en su opinión, es "el único" que era "bastante razonable" y que no se ha cumplido.

Según han explicado, la única forma de evitarlo sería que Cantabria tuviese una ordenación que estableciese en qué zonas no se pueden instalar estos parques, debiendo quedar excluidas en su opinión los Valles Pasiegos, Picos de Europa, que ya lo está, y la zona del Nansa y el Valle del Sur.

Según ha dicho, es una diferencia con lo que hay actualmente al no existir "ningún tipo de limitación", lo que convierte a la comunidad autónoma un "coto de caza".

En la rueda de prensa, han apuntado a que esta situación está provocando que las empresas eólicas compitan por hacerse con zonas sobre las que luego intentan establecer derechos para después conseguir indemnizaciones en caso de que no se les autorice la construcción de los parques eólicos.

Precisamente, es, según ha dicho, a lo que ahora están "jugando" las empresas del sector para "sacar dinero sin tener que poner molinos", escudándose en derechos adquiridos, como —ha comentado— están llevando a cabo las adjudicatarias del concurso eólico anulado.

Según ha comentado, el Gobierno va a tener en este asunto de las indemnizaciones una "papeleta que lidiar" con el sector que, a su juicio, va a intentar "sacarle todo lo que pueda".

Lo primero,

El prot

Por ello, desde CORE, han vuelto a reclamar que lo primero que debería es redactar, contando con la participación ciudadana, un Plan Regional de Ordenación del Territorio (PROT) que ahora no hay y que provoca que "media Cantabria esté sin ordenación".

A continuación, debería de redactarse un nuevo plan energético, contando también con la participación ciudadana y en el que se responda al interés de los ciudadanos, y posteriormente un plan eólico.

A su juicio, "solo así" se podrá acabar con la "inseguridad jurídica" que existe.

Valles del sur

El presidente de Arca ha aprovechado la rueda de prensa para denunciar que los Valles del Sur de Cantabria, que a su juicio es una zona con "posibilidades enormes" y un "tremendo" potencial natural, se está convirtiendo en destino para instalar parques eólicos, vertedores, estaciones transformadoras.

"Todas las ocurrencias no muy agradables para instalar van allí", se ha quejado Carlos García, quien considera que se trata de zonas con posibilidades enormes incompatibles.

Recurso al archivo del '

Caso vestas'

Por otra parte, en la rueda de prensa, estos integrantes de CORE se han referido al recurso que ha presentado ARCA y la Plataforma para la Defensa del Sur contra el sobreseimiento provisional y el archivo del 'caso Vestas' por parte del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Reinosa.

Han vuelto a insistir en el valor arqueológico de la zona y han opinado que hay determinados aspectos que deben de seguir siendo investigados pues, a su juicio, existen "indicios" de prevaricación.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.