El coordinador general de la Unión de Agricultores y Ganaderos de La Rioja, Luis Torres, ha defendido hoy que la reforma de la Política Agraria Común, PAC, es "negativa" porque "no afronta los problemas estructurales" del sector agrario.

Torres ha ofrecido una rueda de prensa junto al secretario técnico del sindicato, Ángel Palacios, en la que ambos ha coincidido en que la reforma desregula "más" los mercados.

Para la UGR la reforma, al apostar, de nuevo, por ayudas a la superficie, pierde otra oportunidad para apostar verdaderamente por las explotaciones agro-ganaderas que crean empleo.

Además, a su juicio, "dos sectores clave para la agricultura riojana, el vitivinícola y el hortofrutícola, precisamente además los que más empleo generan, se ven claramente perjudicados con esta reforma".

Palacios ha explicado que tanto en vino como en remolacha desaparecen los sistemas de regulación del potencial productivo (derechos de plantación y cuota de azúcar, respectivamente).

Torres ha mostrado su esperanza en que, aún, pueda mejorarse, dentro de España, la definición de "agricultor activo", con el objetivo de que "las ayudas vayan a quien trabaja el campo".

VIÑEDO: EXCLUIDO

La UAGR critica que, aunque la reforma de la PAC permite que todos los agricultores y ganaderos accedan al sistema de pagos directos, en España se ha decidido excluir los sectores de frutas, hortalizas y viñedo.

De esta forma, habrá agricultores de estos sectores, los que ya cobraban ayudas, que seguirán percibiéndolas, mientras el resto no podrán acceder a ellas. "Una clara discriminación que distorsionará la competencia, con especial afección en La Rioja", ha dicho Palacios.

El Programa de Apoyo al sector vitivinícola pierde los 142 millones de euros provenientes de la OCM del Vino, que ahora irán destinados a los pagos directos.

Se trata, para la UAGR, de "un dinero que podía haberse dedicado a promoción dentro de la UE, reestructuración/reconversión de viñedo o a financiación de inversión en bodegas".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.