Baleares es la única Comunidad Autónoma que presenta una tasa anual positiva en sus ventas minoristas en el mes de junio, con un crecimiento del 2% en comparación con el mismo mes de 2012, frente a la caída de un 7% experimentada a nivel nacional, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por su parte, el empleo en el empleo en el sector del comercio minorista se incrementó en Baleares un 0,2% en junio, mientras que a nivel nacional, se redujo un 1,9%.

De este modo, Baleares fue la única región que registró un incremento de la ocupación en el comercio minorista en junio, frente de Comunidades Autónomas en las que disminuye la tasa anual de empleo en el comercio. En la Comunidad Valenciana se mantiene estable (0,0%)

Datos nacionales

A nivel estatal, las ventas del comercio al por menor retrocedieron un 7% en junio en comparación con el mismo mes de 2012, ampliando en dos puntos y medio la caída interanual que registraron en mayo (-4,5%), y ya encadenan 36 meses de descensos interanuales consecutivos.

Eliminados los efectos estacionales y de calendario, la facturación del comercio minorista bajó un 5,1% en el sexto mes del año, frente al descenso del 4,6% experimentado en mayo.

Por modos de distribución, todos ellos redujeron sus ventas en junio. El mayor descenso fue para las empresas unilocalizadas, donde las ventas disminuyeron un 8,1%, seguidas de las grandes superficies (-7,4%), las pequeñas cadenas (-7,1%) y las grandes cadenas (-4,6%).

El empleo en el sector del comercio minorista disminuyó un 1,9% en el sexto mes del año, con retrocesos en todos los modos de distribución. Los mayores descensos se los anotaron las pequeñas cadenas y las grandes superficies, donde el empleo se contrajo un 4,6% y un 4,4%, respectivamente.

En tasa mensual (junio sobre mayo), las ventas del comercio minorista, corregida la estacionalidad y el efecto calendario, descendieron un 0,7%, frente al repunte mensual del 1,3% que experimentaron en mayo.

Sólo baleares incrementa sus ventas

Según los datos del organismo estadístico, las ventas del comercio minorista sin incluir las estaciones de servicio descendieron un 7% en junio respecto a igual mes de 2012, mientras que las ventas en las estaciones de servicio bajaron un 6,8%.

Las ventas de los productos alimenticios se redujeron un 6,5% en junio en tasa interanual, mientras que las de los no alimenticios bajaron un 7,9%. Entre estos últimos, las mayores caídas de las ventas se dieron en el segmento de equipo del hogar, con una tasa del -8,6%, y en otros bienes (-7,7%).

Las ventas del comercio minorista disminuyeron en junio pasado en 16 comunidades autónomas. Los mayores descensos interanuales se produjeron en Cantabria (-10,4%), La Rioja (-9,1%) y País Vasco (-8,6%) y sólo Baleares consiguió elevar sus ventas, con un avance del 2%.

El empleo se reduce un 1,9%

El empleo en el sector del comercio minorista disminuyó un 1,9% en el sexto mes del año, encadenando de este modo 21 meses consecutivos de caídas interanuales e igualando la tasa interanual de mayo, que también fue del -1,9%.

En junio se produjeron recortes de empleo en todos los modos de distribución. Los mayores descensos se los anotaron las pequeñas cadenas y las grandes superficies, donde el empleo se contrajo un 4,6% y un 4,4%, respectivamente, mientras que las empresas unilocalizadas recortaron la ocupación un 0,9% y las grandes cadenas, un 0,4%.

En términos mensuales (junio sobre mayo), la ocupación subió un 0,8%. Por modos de distribución, se registraron ganancias de empleo en todos ellos, especialmente en las grandes superficies (+2,2%) y las grandes cadenas (+1,3%), seguida de las pequeñas cadenas (+0,5%) y de las empresas unilocalizadas (+0,4%).

El empleo en el comercio minorista disminuyó en 15 comunidades durante el sexto mes de 2013 y sólo Baleares y Comunidad Valenciana, con avances del 0,2% y del 0,0%, respectivamente, lograron tasas positivas. Por su parte, Cantabria y Murcia (-3,5%), Galicia (-3,4%) y Castilla y León (-3,2%) registraron las mayores bajadas.