Hotel de Lloret
El hotel de Lloret de Mar (Girona) en el que un turista menor de edad se ha precipitado desde una altura de cuatro metros al intentar salir de la habitación donde le habían castigado. TÀNIA TÀPIA / ACN

Un turista polaco de entre 16 y 17 años menor de edad se encuentra ingresado a la UCI del Hospital Josep Trueta de Girona tras caer desde una altura de cuatro metros en el hotel en Lloret de Mar (Girona) donde se alojaba con un grupo de jóvenes.

Hacia las once de la noche, los monitores le castigaron a quedarse en una de las habitaciones y la víctima intentó escapar a través del balcón, desde donde saltó al techo de la cocina. Sin embargo, resbaló y cayó desde una altura de cuatro metros a uno de los pasillos interiores del hotel.

Los responsables del grupo no lo encontraron hasta horas más tarde, sobre las tres de la madrugada, y alertaron a los servicios de emergencias, que lo evacuaron al hospital Josep Trueta, donde permanece ingresado en estado grave y con pronóstico reservado aunque no se teme por su vida.

Se da el caso que este mismo martes, un turista alemán de 19 años murió después de caer desde un quinto piso de otro hotel del municipio. A diferencia de sus amigos, optó por quedarse en el hotel y acudió a la habitación de otras jóvenes turistas pero uno de los monitores llamó a la puerta, se escondió en el balcón y cayó.

Es por ello que el jefe de la Policía Local de Lloret, Joaquim Martín, ha pedido responsabilidad a los miles de turistas que visitan la población para evitar nuevos accidentes. Se lo ha pedido a ellos pero también a los monitores, quienes deben hacer cumplir las normas.

"Si cuando están en casa con los padres no tienen determinadas conductas, cuando vienen a Lloret deben aprovechar la confianza que se les confiere, pasarlo bien pero sin asumir determinados riesgos", ha indicado.

Consulta aquí más noticias de Girona.