La Audiencia de Málaga ha condenado a tres hombres a dos años y medio de prisión a cada uno por comprar aparatos de electrónica con tarjetas que había falsificado o habían encargado falsificar. La sentencia se dicta con la conformidad de los acusados y de sus defensas con la calificación y las penas solicitadas por el fiscal.

Los hechos sucedieron en enero de 2010. Según se declara probado en la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, los acusados se pusieron de acuerdo previamente y confeccionaron cuatro tarjetas de crédito falsas o instaron a otras personas a hacerlo, con el fin de "utilizarlas en distintos establecimientos comerciales".

Así, con dichas tarjetas fueron primero a un centro comercial de la localidad malagueña de Rincón de la Victoria donde intentaron utilizar una de ellas para comprar un artículo por valor de 499 euros, aunque la operación no fue autorizada, según la sentencia de la Audiencia.

Unos días más tarde, fueron a otra gran superficie comercial, en esta ocasión en Torremolinos (Málaga), donde, actuando de mutuo acuerdo, realizaron la compra con varias de las tarjetas falsificadas de una consola, de un ordenador y un de un televisor, valorado en conjunto en 1.567 euros, señala el Tribunal de la Sección Segunda.

Ese mismo día, fueron a un centro comercial de Málaga capital, donde adquirieron otro televisor, valorado en 449 euros, e intentaron comprar otro artículo por 207 euros, pero esta última operación también fue denegada. Los tres acusados, dice la resolución, fueron detenidos en el aparcamiento de este centro cuando se iban.

Así, se les intervinieron varios de los objetos comprados de forma fraudulenta y una cartera con las tarjetas de crédito falsificadas, que habían escondido en una papelera ubicada junto al coche en el que iban, así como 575 euros en metálico. Dentro del vehículo, había un ordenador "utilizado en el procedimiento de falsificación".

Por estos hechos, se les condena a cada uno por un delito continuado de falsificación, a la pena de dos años de prisión; y otro de estafa, a seis meses de cárcel; pena esta última sustituible por un año de multa con una cuota diaria de seis euros, es decir, 1.080 euros. Se aplica la atenuante de reparación del daño.

Consulta aquí más noticias de Málaga.