La diputada del PP por Burgos, Sandra Moneo, ha celebrado que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) haya emitido un informe favorable sobre el decreto que facilitaría la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), a la vez que ha recordado que el cierre de la citada instalación atómica se produjo por motivos "políticos", en la anterior legislatura socialista.

En una entrevista concedida a Europa Press, Moneo ha recalcado que tanto el PP como este Gobierno "siempre" han defendido la continuidad de la nuclear burgalesa, y de hecho apunta que, "desde el minuto primero", el jefe del Ejecutivo revocó la orden de cierre del anterior Gobierno de José Luis Zapatero. "Fue nuestro compromiso electoral y lo cumplimos", apostilla la 'popular'.

En este sentido, ha indicado que en todo el proceso se han dado determinados elementos que a los propietarios de la central les han llevado a no continuar con la explotación de la central.

De hecho, insiste en que el cese de actividad en Garoña ha tenido lugar "por cuestiones económicas y no de seguridad", a la vez que apunta que el Gobierno tiene que valorar las cuestiones de seguridad y no las económicas.

"El cese firmado por parte del Gobierno, que tenía que tomar sí o sí puesto que jurídicamente no existía ninguna otra posibilidad, ante esa solicitud", ha agregado.

En este contexto reitera que la postura del PP es de respeto hacia las decisiones del CSN, "órgano competente y especializado", a la vez que subraya que Garoña es una central "que no presenta cuestiones de seguridad" y que así lo había acreditado el CSN.

"Seguimos apostando por hacer las modificaciones pertinentes que permitan que, si en un futuro los propietarios deciden continuar y solicitar su periodo de explotación, que puedan hacerlo", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.