La Diputación de Sevilla, a través de su Sociedad Sevilla Activa, está en la actualidad gestionando la contratación del Estudio de Caracterización y Análisis de los Riesgos, con objeto de analizar, evaluar y cuantificar el impacto y el importe que suponen la descontaminación de una parcela de Cortijo de Cuarto, afectada por amianto, así como para determinar las responsabilidades sobre estos vertidos.

Según ha indicado la institución provincial a Europa Press, esta iniciativa consiste en la recuperación voluntaria de los suelos contaminados, conforme el artículo 38 de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, vigente en Andalucía, tras haber recepcionado una queja vecinal sobre posibles restos de amianto, aparecidos en una parcela situada en el Cortijo de Cuarto, cercana a Uralita.

Ante esta situación, la Diputación sevillana ha vallado la parcela afectada, para evitar el contacto con la zona de los residuos de los vecinos, con los que mantiene reuniones informativas periódicas, a fin de "mitigar la alarma social que este tipo de contaminación genera entre los sevillanos".

La Diputación de Sevilla, como propietaria del Cortijo de Cuarto, prepara también en estos días la contratación del Proyecto de Descontaminación Voluntaria, documento que tiene que ser aprobado por el Ayuntamiento de Sevilla e imprescindible para poder realizar la intervención que resuelva el problema.

Por otra parte, interlocutores de la Institución Provincial mantienen, desde el pasado mes de mayo, una línea de comunicación abierta con interlocutores de la empresa Uralita, "presunta responsable de los daños ocasionados".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.