El presidente del Parlamento de Andalucía, Manuel Gracia, ha considerado este miércoles "probable" que el juez que instruye el caso Bárcenas pueda llamar a declarar también como testigo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya que, en su opinión, "tuvo responsabilidades similares" durante cierto tiempo a las desempeñadas por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y los exsecretarios Francisco Álvarez-Cascos y Javier Arenas, citados ayer por Ruz.

Así lo ha dicho en una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, donde ha calificado de "previsible" que el juez citara como testigo al expresidente del PP-A y actual vicesecretario nacional para Asuntos Territoriales dado que su nombre "aparecía en las declaraciones de Bárcenas y de algunos otros imputados como responsable organizativo en momentos determinados" del partido.

Es por eso por lo que Gracia ve que Ruz "probablemente también" llame a declarar a Rajoy. En cualquier caso, según ha querido puntualizar Gracia, se trata de una decisión que sólo corresponde al juez instructor y que, por tanto, por el momento, habrá que estar "atento a lo que den de sí" las declaraciones de las personas ya llamadas a declarar, es decir, de Cospedal, Álvarez-Cascos y Arenas.

Cuestionado sobre qué espera acerca de la comparecencia que este jueves 1 de agosto realizará Rajoy en el Congreso de los Diputados, el presidente de la Cámara autonómica ha reconocido que "muy poco" tanto por el "propio formato" de la comparecencia como por "la estrategia marcada por el Gobierno y el PP" al respecto.

"El PP está diciendo que va a ser una comparecencia para hablar de esto pero, sobre todo, para hablar de la situación económica, así que creo que va a haber truco y un poquito de contrabando vendiendo las últimas cifras económicas", ha argumentado Gracia para advertir de que, por muy buenos que sean estos datos, "no pueden servir para tapar una evidencia" y menos para evitar que la sociedad española tenga la "explicación, el reconocimiento de la verdad y la asunción de responsabilidades políticas" que se "necesitan". "Y eso creo que no va a producir", ha apostillado.

A la pregunta de si no cree que estas mismas responsabilidades políticas que él exige al PP serían exigibles también al PSOE-A por el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos, Gracia ha explicado que "hay muchas maneras de asumir" dichas responsabilidades y que, en el caso de los ERE, "ha habido una comisión de investigación" en la Cámara autonómica que no ha existido "ni en Gürtel ni en el caso Bárcenas, que forman parte del mismo universo económico-financiero del PP".

En esta línea, ha recordado que el Parlamento andaluz señaló en su dictamen de la comisión de investigación unas responsabilidades políticas que quizás "no son las que nos satisfagan", pero que son resultado de un trabajo que no se ha producido en ninguna otra cámara autonómica.

"Es como lo del presidente del Tribunal Constitucional. Yo no entro en si legalmente estaba obligado o no a comunicarlo (su militancia en el PP). Lo que entro es en la ocultación, y en el caso de Rajoy está habiendo ocultación también de cuestiones que deberían ser reconocidas ante la opinión pública y asumir esa responsabilidad, que puede ser reconocer un error cuando sólo haya sido un error, o que puede ir más allá si se trata de algo más grave que un error", ha explicado.

Respeto a la justicia

Con todo, Gracia ha dicho que confía para ambos casos de corrupción en la instrucción judicial que tanto Alaya como Ruz están realizando y ha pedido "respeto" para su forma de instruir sendos casos independientemente de que, como persona, pueda "disentir" o no sobre el cómo se están llevando a cabo.

A la pregunta de si cree que Alaya puede imputar en el caso de los ERE al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, el presidente del Parlamento andaluz ha dicho que "todo es posible" pero que, "desde luego", si se tienen en cuenta la declaración del ex interventor general de la Junta Manuel Gómez "no es posible encontrar ningún dato que apunte a su responsabilidad penal", por lo que "su imputación estaría fuera de lugar".

"Creo que en el testimonio del exinterventor, desde el punto de vista estrictamente judicial, no hay apenas ningún contenido. Hay apreciaciones, valoraciones, juicios de valor, pero muy pocos datos que tengan utilidad", ha remachado no sin calificar a Griñán como una persona "honorable, recto y absolutamente honrado".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.