CPFF
Reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, en la que se fijan los objetivos de déficit y deuda de cada comunidad autónoma para 2013. BALLESTEROS / EFE

El Gobierno ha acordado con las comunidades autónomas que Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Murcia y Andalucía puedan registrar este año un déficit superior al 1,3% que contempla el programa de estabilidad, mientras que el resto ajustarán más sus cuentas para cuadrar el objetivo de déficit autonómico.

Así lo ha acordado el Departamento que dirige Cristobal Montoro con las comunidades en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se ha celebrado esta tarde, donde han fijado objetivos asimétricos de déficit para este año, por primera vez, con el objetivo de atender a las diferentes necesidades de las comunidades.

Cuatro comunidades sobrepasarán el límite del 1,5% fijado en 2012: Comunidad Valenciana (1,6%, el límite más alto de todas las Comunidades, debido  que fue la autonomía más incumplidora en 2012), Murcia (1,59%), Andalucía y Cataluña (1,58%). Por su parte, Baleares tendrá un límite del 1,47%, Canarias y Galicia del 1,2%, Castilla-La Mancha del 1,3%, Madrid del 1,07%, Asturias del 1,06% y Extremadura del 0,69%.

Las comunidades de Madrid, Cataluña, Asturias y Canarias han votado en contra de los objetivos de déficit diferenciados y establecidos por el Ministerio. Se han abstenido las comunidades de Navarra, Aragón, Extremadura y Andalucía, mientras que las restantes autonomías se han mostrado a favor. El País Vasco no estaba presente en el encuentro.

Críticas de Cataluña...

Cataluña critica que el Estado se queda "una parte muy grande de la tarta" El objetivo para Cataluña para este ejercicio se ha establecido en el 1,58% este 2013. El consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, ha recriminado al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que el Estado se ha quedado "con una parte muy grande de la tarta" al registrar seis veces más que el objetivo fijado para las comunidades.

Mas-Colell ha destacado, en su intervención en la reunión que no va a "entrar en espectáculos", y ha lamentado que haya primado para 2014 la uniformidad sobre la racionalidad. El gobierno catalán calcula que el objetivo de déficit del 1,58 % del PIB que le ha adjudicado el Gobierno para este año obligará a ajustar unos 2.600 millones de euros.

... y críticas desde Madrid

El Gobierno regional madrileño, por su parte, considera "insuficiente" la cifra del 1,07% fijada para esta comunidad —la misma con la que la Comunidad cerró el pasado ejercicio 2012— porque supone un claro "perjuicio" considerando que en los últimos años ha realizado importantes esfuerzos de ajuste presupuestario, según fuentes de la Comunidad de Madrid.

Madrid es la única Comunidad gobernada por el PP que votó en contraEstas mismas fuentes se han quejado de que la Comunidad no ha visto compensada la merma en la partida de la financiación autonómica que ha sufrido Madrid y el "ajuste" presupuestario que ha debido realizar el Ejecutivo regional.  Además, han indicado que la consolidación de la partida de la financiación autonómica supondrá que Madrid pierda más de 200 millones de euros.

El Gobierno de la comunidad madrileña ha venido defendiendo un único objetivo de déficit para todas las Comunidades Autónomas o, en su defecto, poder contar con un objetivo de déficit cercano a la media del 1,3%.

Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares fueron las comunidades que superaron el objetivo de déficit fijado en 2012, el 1,5% del PIB.

El "esfuerzo" de Montoro

El ministro Cristóbal Montoro ha dicho, en una rueda de prensa, que todas las comunidades autonónomas "han hecho un gran esfuerzo, y ya no son vistas como el problema de la crisis económica en España".  "El año 2013 es un año de trayecto", explicó, "de avanzar hacia el fin de la larga crisis, cuyo final está ya muy cerca".

"La reducción del déficit es innegociable", añadió el ministro, que explicó que "el esfuerzo es compartido y no mirando de reojo a los otros con miradas torticeras. Así no hacemos país ni estado de las autonomías, sino dar una imagen de lugar ingobernable".

Preguntado por el 'voto en contra' de Cataluña, Montoro respondió que es "un voto consejo, de carácter político, que demuestra que no se ha hecho un plan para Cataluña ni para nadie". "Es interesante toda esta geografía política", concluyó Montoro, riéndose, aludiendo a Andalucía, con el mismo objetivo que los catalanes (el 1,58%) pero que se abstuvo de votar.