El conjunto de las Administraciones Públicas en Euskadi (Administraciones Vascas y Administración del Estado y Seguridad Social regionalizadas) registró un déficit de 2.512 millones de euros en 2011, en términos de contabilidad nacional, lo que supuso un 3,8 por ciento del PIB, cuatro décimas porcentuales inferior al año anterior, según datos elaborados por Eustat.

El déficit en 2011 fue de 240 millones menos que el registrado en 2010, cuando se alcanzaron los 2.750 millones. En la comparación con otros ámbitos, el déficit de las Administraciones Públicas en el País Vasco fue inferior al del conjunto del Estado, que alcanzó el 9,4 por ciento del PIB, y del contabilizado en el conjunto Unión Europea-27, 4,4 por ciento del PIB.

La disminución del déficit de las Administraciones Públicas en Euskadi (necesidad de financiación) se debió a que los empleos no financieros disminuyeron más que los recursos no financieros; así mientras los recursos disminuyeron un 0,9 por ciento respecto a 2010, los empleos no financieros lo hicieron un 1,7 por ciento.

El análisis de los recursos no financieros que tienen mayor peso muestra que las cotizaciones sociales, que suponen el 33,4 por ciento de los recursos, aumentaron un 1,5 por ciento y los ingresos por Impuestos sobre la renta y patrimonio, que engloban el 25,6 por ciento de los recursos, lo hicieron un 6,6 por ciento.

IMPUESTOS

En sentido contrario, los Impuestos sobre la producción e importaciones, que suponen el 28,2 por ciento del total, disminuyeron un 3,3 por ciento; y los ingresos debido a las otras transferencias corrientes y las operaciones de capital (un 7,0% del total), disminuyeron un 24,3 por ciento. Esta evolución hace que el total de los recursos no financieros registrados en 2011 sean 213 millones menos que en 2010.

En el apartado de los empleos no financieros, las prestaciones y transferencias sociales, (que representan el 43,7% de los empleos), aumentaron un 1,8 por ciento respecto a 2010, aumentando también su peso relativo, (pasando del 42,5% del total de empleos no financieros en 2010 al 43,9% en 2011).

En sentido contrario, la remuneración de asalariados y el consumo intermedio, (que suponen el 38,7% de los empleos), disminuyeron un 0,1 y 1,8 por ciento, respectivamente, respecto a 2010, siendo este ejercicio el primero desde el año 2000 en que se registra un descenso en estas partidas. Esta evolución hace que el total de los empleos no financieros registrados en 2011 sea de 453 millones menos que en 2010.

En el análisis institucional, la Administración del Estado regionalizada presenta un saldo positivo de 319 millones de euros en 2011 y la Seguridad Social regionalizada el saldo negativo pasa de los 860 millones de euros en 2010 a 851 millones en 2011, debido a que los recursos no financieros aumentaron en mayor proporción que los empleos no financieros; en concreto, los recursos por Cotizaciones sociales aumentaron un 2,0 por ciento mientras los empleos en Prestaciones Sociales aumentaron un 1,6 por ciento.

Necesidad de financiación

Por lo que se refiere a las Administraciones Vascas, la necesidad de financiación alcanzó 1.980 millones en 2011, el 3,0 por ciento del PIB, frente a los 2.148 millones en 2010, que supuso el 3,3 por ciento del PIB.

Su distribución es la siguiente: Un saldo negativo del conjunto de entes pertenecientes a Gobierno vasco que pasó de 1.606 millones de euros en 2010 a 1.656 millones en 2011; En el conjunto de la administración foral y municipal de Álava, la necesidad de financiación disminuyó de los 86 millones en 2010 a los 58 millones de euros en 2011; En el conjunto de Bizkaia, se pasó de tener saldo negativo de 137 millones en 2010 a tener saldo positivo de 188 millones en 2011; En el conjunto de Gipuzkoa, el saldo negativo aumentó de 319 millones en 2010 aumentó hasta los 453 millones en 2011.

La participación de la demanda interna pública en el total de la demanda interna de Euskadi disminuyó, pasando del 20,7 por ciento en 2010 al 19,8 por ciento en 2011.

Esta disminución se debe a que las dos componentes disminuyen su participación: el Gasto en Consumo Final de las Administraciones Públicas pasa del 22,6 por ciento del Gasto en Consumo Final de Euskadi en 2010, al 22,0 por ciento en 2011.

CAPITAL

La Formación Bruta de Capital de las Administraciones Públicas también disminuye su peso en el conjunto de la economía vasca, pasando del 14,8 por ciento en 2010 al 12,8 por ciento en 2011.

Institucionalmente, el 95,9 por ciento de las inversiones correspondió a las Administraciones Vascas y el 4,1 por ciento restante al conjunto de la Administración Central regionalizada.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.