El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Santander ha publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado el anuncio del auto del 4 de julio por el que se declara en concurso a la empresa Emilio Bolado e Hijos, S.L, con simultánea apertura de la fase de liquidación.

De este modo, se ha suspendido a Emilio Bolado SL en el ejercicio de las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, siendo sustituido por la Administración Concursal. Calixto Alonso ha sido nombrado administrador concursal.

Los acreedores deberán informar a la Administración Concursal de la existencia de sus créditos en el plazo un mes y los interesados en comparecer en el procedimiento deberán hacerlo por medio de procurador y asistidos de letrado.

El Juzgado Mercantil número 1 de Santander declaró en febrero la disolución de la empresa Emilio Bolado, que cesó en su actividad el pasado 31 de enero.

En el auto del 13 de febrero se acordaba la apertura de la fase de liquidación del concurso de Emilio Bolado SL, quedando suspendida la convocatoria de la Junta de Acreedores prevista para el 21 de febrero.

El auto, consultado por Europa Press, señalaba que durante la fase de liquidación quedaban en suspenso las facultades de administración y disposición del concursado sobre su patrimonio con todos los efectos legalmente establecidos.

CONCURSO

Construcciones Emilio Bolado S.L. presentó el pasado 5 de octubre ante el Juzgado de lo Mercantil de Santander solicitud de declaración de concurso voluntario de acreedores.

La empresa cántabra, una de las cinco que forman el denominado Grupo Emilio Bolado, explicó entonces que se había visto obligada a presentar la solicitud ante la importante caída de la licitación de obra pública en la región y las "negras perspectivas de futuro inmediato" que presenta el sector en los próximos dos años.

El pasado 31 de enero, la empresa comunicó el cese de actividad, algo que, según el comité, se "precipitó" porque los trabajadores reclamaron el abono de las pagas extraordinarias de julio y diciembre así como de los meses de diciembre y enero.

Los administradores concursales se reunieron con la empresa el 30 de enero y ésta les comunicó que iba a pedir el cese de actividad al día siguiente, que rescindía los contratos de los 23 trabajadores en ERE y que presentaría otro ERE de extinción para los 10 empleados restantes. También informó de su intención de empezar el periodo de liquidación.

Los siete últimos trabajadores fueron despedidos en marzo con lo que la empresa entró en la fase de liquidación.

En total, este grupo empresarial, del que también forman parte Emilio Bolado e Hijos y Aglomerados de Cantabria, llegó a tener cerca de 300 trabajadores.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.