Milicianos de Al Fatah
Varios milicianos de Al Fatah (contra quien se dirigió el ataque) celebraron hoy el 44 aniversario del partido. EFE

Al menos cuatro personas resultaron muertas y otras 20 heridas en una operación del Ejército israelí en la ciudad cisjordana de Ramala en la que fueron detenidos cuatro militantes palestinos, informaron fuentes médicas palestinas.

Más de una docena de vehículos blindados penetraron ayer en la ciudad y en un tiroteo que siguió con milicianos palestinos se produjeron cuatro muertes y 20 personas resultaron heridas.

Israel utilizó una docena de vehículos blindados, un helicóptero y una excavadora para derribar una casa con milicianos

Según el Ejército israelí se trató de "una operación de rutina para detener a milicianos", presumiblemente de las Brigadas de los Mártires de Al Aksa, brazo armado del movimiento nacionalista Al Fatah.

El Ejército también llevó a cabo una operación en Belén, donde una unidad de elite detuvo a otro miliciano.

Testigos palestinos afirman que el Ejército entró hasta el corazón de Ramala con una excavadora, para poder demoler la casa en la que se encontraban los milicianos a los que querían detener si resultaba necesario, y que un helicóptero realizó disparos desde el cielo.

El alto el fuego concluido entre la Autoridad Nacional Palestina (ANP) e Israel no se aplica en Cisjordania, y la parte israelí ha condicionado su extensión a esta zona a que cesen los ataques con cohetes Al Qasam desde Gaza.