García-Margallo defiende una estrategia política exterior para que España sea vista como "el país puntero que es"

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha defendido este lunes que España disponga de una estrategia en el exterior "para ser considerado como la gran potencia que es" porque ha admitido que nuestro país "no se le ve como un país puntero" a pesar de los muchos activos que tiene.
Margallo paseando por el centro de Melilla
Margallo paseando por el centro de Melilla
EUROPA PRESS/DELEGACIÓNGOBIERNO

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha defendido este lunes que España disponga de una estrategia en el exterior "para ser considerado como la gran potencia que es" porque ha admitido que nuestro país "no se le ve como un país puntero" a pesar de los muchos activos que tiene.

En una comparecencia sin preguntas en Melilla, García-Margallo ha señalado que si bien España no es un potencia por número de habitantes o recursos naturales sí lo es en otros aspectos como las energías renovables o la alta velocidad, así como el país ideal "para venir a vivir, a jubilarse o pasar los últimos años de la vida" gracias a su buen clima, su rica gastronomía y su amplio patrimonio cultural.

El titular de Exteriores ha indicado que dicha estrategia debe contener las fortalezas y debilidades de España, para el primer caso explotarlas y en el segundo corregirles para que en exterior se nos vea "como el gran país que somos".

Entre las debilidades, ha apuntado que no se ve a España como país puntero en inversión en sectores de valor añadido y tecnológico, así como por ser frontera sur y en inversiones extranjeras, pero ha subrayado que "hay que poner en valor los aspectos positivos de nuestro país", por lo que ha apostado por una estrategia bien diseñada para hacer frente a los mismos.

José Manuel García-Margallo ha indicado que ello podrá hacerse a través de la Ley de Acción y del Servicio Exterior que ya ha sido aprobado por el Consejo de Ministros y que persigue objetivos una mayor coordinación, refuerzo de los procesos colegiados de toma de decisiones y su evaluación con vistas a la armonización de la acción exterior con la política exterior y uso más eficiente de los recursos evitando duplicidades y fomentando ahorros.

En definitiva, según ha apuntado, "el objetivo final es dotar a la acción exterior del Estado de visión estratégica y coherencia interna más allá de las políticas sectoriales, como resultado de una visión compartida sobre lo que nos interesa, por qué interesa y ante quién y cómo se ha de actuar".

El ministro ha subrayado además la importancia de la lengua española al señalar que "es la segunda más hablada en el mundo después del mandarín" o la segunda más aprendida "tras el inglés".

Por último, ha resaltado la labor que realiza España con "la diplomacia militar" a través de las misiones internacionales en las que participa, como en Líbano, Somalia y Melilla o la "diplomacia pública" que realizan las Casas Sefarad, Árabe y Mediterráneo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento