Las baterías explosivas se convirtieron en noticia durante buena parte del pasado año. Los fabricantes de ordenadores portátiles se esfuerzan tanto por realizar baterías que se calienten lo menos posible como por ampliar la duración de las mismas.

Samsung ha diseñado una batería para su portátil Q35 que ofrece una autonomía de un mes utilizándola ocho horas al día durante cinco días.

Utiliza la tecnología DMFC (Direct Methanol Fuel Cell) y puede suministrar 1.200 watios por hora.

Aunque aún no está disponible, la compañía augura finales de 2007 como fecha de comercialización.

Hay que especificar que no se trata de una batería extraíble del ordenador portátil sino que forma parte de una estación de sobremesa sobre la que se coloca el ordenador.