En torno a 150 efectivos de la Guardia Civil de Cáceres y Badajoz velarán por la seguridad de las explotaciones agrícolas y ganaderas de la comunidad de Extremadura, en el marco de un plan dirigido a intensificar los servicios de la Benemérita para prevenir y evitar los robos en este tipo de espacios y que incorpora novedades como una "mayor autonomía" de las comandancias.

El delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, ha presentado en rueda de prensa en Badajoz esta iniciativa denominada 'Plan específico contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas' o contra los 'Robos en el campo' (ROCA), que pretende dar respuesta al incremento de estas acciones delictivas.

En concreto, el objetivo de este tipo de robos suele ser el robo de gasoil, herramientas, maquinaria agrícola, motores, cables de cobre o elementos que puedan ser vendidos para chatarra, así como productos de los cultivos, frutas, productos elaborados y cabezas de ganado.

Así y acompañado del coronel jefe accidental de Extremadura, Luis Haro; el jefe de la comandancia de Badajoz, Tomás García Gazapo; y el comandante jefe accidental de la comandancia de Cáceres, Rafael Roldán; López Iglesias ha concretado que este plan viene a reforzar otro puesto en marcha en 2011 con novedades como una "mayor autonomía" y "competencia" de las comandancias de Cáceres y Badajoz a la hora de combatir e investigar estos robos.

Ha aseverado que también incorpora la creación de equipos específicos diseñados para combatir los hechos y que se llevarán a cabo inspecciones en diferentes puntos, establecimientos y puntos de recepción, compra y venta de frutos o materiales.

A este respecto, ha señalado que, durante "todo el año" se suelen producir asuntos delictivos relacionados con la chatarra y el cobre, y en verano, en concreto, relacionados con la fruta, la uva, y la aceituna que "se suele robar mucho" y "con mucha frecuencia".

"Además, se suelen poner puestos para que los que roban vendan en esos puestos y después distribuyan desde esos puestos, pues vamos a intentar intensificar esos controles", ha aseverado, a la vez que ha detallado que el plan 'ROCA' se desarrollará en 15 provincias españolas a nivel nacional, entre las que se cuentan las dos extremeñas.

En su intervención, el representante del Ejecutivo central en la región ha puntualizado que, en el marco de este plan, trabajarán unidades de la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana, del Grupo Rural de Seguridad, de los Servicios de Intervención Rápida, del Seprona y de la Agrupación de Tráfico, así como servicios aéreos de la Benemérita.

Pormenores del plan

Por su parte, Luis Haro ha explicado que el plan 'ROCA' se viene desarrollando desde primeros de julio con las primeras tomas de contacto con asociaciones agrícolas o ganaderas y representantes del sector.

Ha apostillado que, al mismo tiempo, se están estableciendo los servicios operativos requeridos para implementar, a partir de primeros de agosto, el plan de 2011 que, según ha añadido, tiene "defectos corregibles" aunque también aspectos que se estaban "haciendo bien".

Así y entre las novedades del plan ROCA ha citado la existencia de una aplicación para teléfonos móviles inteligentes que permite al agricultor contactar con el puesto de la Guardia Civil más cercano mediante técnicas de geolocalización, junto con la posibilidad de interponer denuncias por hurtos o daños a través de la web de la Benemérita que, en las 24 horas siguientes, deben ratificarse de forma física.

Igualmente ha sumado que se intensificarán las labores sobre los "centros de receptación de género robado", al tiempo que, en los dispositivos, también se marcarán puntos estratégicos de identificación en el interior de las explotaciones, en sus salidas, accesos secundarios y caminos de entrada o vías de comunicación anexas a explotaciones.

Zonas de actuación

A su vez, Tomás García Gazapo ha ahondado en que las zonas "más afectadas" por este tipo de robo en la provincia pacense son las Vegas Altas y Bajas y el entorno de Tierra de Barros, Montijo, Mérida y Don Benito y Villanueva, donde trabajarán entre 70 y 80 efectivos entre los de los equipos de investigación 'ROCA', personal del Seprona y de Seguridad Ciudadana o de Tráfico, estos últimos controlando el transporte de ganado en colaboración con el Gobierno autonómico.

Respecto a los equipos 'ROCA', ha indicado que están compuestos por entre cinco y siete personas que desarrollarán labores de prevención e investigación tanto de uniforme, como de paisano o usando coches camuflados, además de mantener reuniones con organizaciones del sector agroganadero para facilitar información o teléfonos de contacto y detectar necesidades.

En el caso de Cáceres, Rafael Roldán ha afirmado que las zonas "más críticas" a este respecto son Miajadas, Plasencia y Navalmoral de la Mata, en las que ejercerán su labor entre 70 y 80 agentes de los grupos 'ROCA', de Seguridad Ciudadana o del Seprona, aunque también se podrá solicitar la colaboración de escuadrones de caballería o antidisturbios.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.