El trágico descarrilamiento de un tren de pasajeros en Santiago de Compostela, que ha dejado 79 muertos, ha dado lugar a una avalancha informativa, con noticias y crónicas plagadas de términos técnicos y geográficos poco familiares. Estas son las palabras clave que resumen la catástrofe:

Adif

Son las siglas del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias de España, entidad pública dependiente del Ministerio de Interior que se ocupa de construir líneas de ferrocarril y gestionar su explotación. La empresa asegura que sólo tuvo contacto con el conductor al detenerse el tren en Orense y después del accidente. Gonzalo Ferre, su presidente, reconoce que con el sistema ERTMS el accidente se habría evitado, pero que en los entornos urbanos (como el del 24 de julio) no es "necesario".

Alvia

Servicio ferroviario de larga distancia de Renfe a medio camino entre las líneas convencionales y las de alta velocidad. Los trenes pueden alcanzar una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora en los tramos de alta velocidad y están preparados para circular también por vías convencionales, de un ancho mayor, a cambio de una menor velocidad punta. La operadora pública cuenta en la actualidad con diez trenes híbridos, que pueden circular en vías de diferentes anchos, y el objetivo es adaptar otros cinco hasta sumar un total de quince.

Angrois

Barrio de Santiago de Compostela (A Coruña) situado al este del núcleo urbano. El accidente tuvo lugar justo antes de una curva cerca de una parroquia en Angrois, a unos cuatro kilómetros de la estación ferroviaria de Santiago.

ASFA

Siglas de "Anuncio de Señales y Frenado Automático". Se trata de un mecanismo que detiene el tren en caso de que el maquinista no respete las indicaciones de las señales. El sistema lleva el control a partir de la información que recibe de las balizas situadas en determinados puntos de la vía. ASFA se utiliza en las líneas ferroviarias convencionales, como el tramo en el que ocurrió el accidente. Sin embargo, sólo 4 kilómetros antes, las vías por las que circulaba el tren Alvia eran de alta velocidad.

ERTMS

Siglas de "European Rail Traffic Management System" (Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario). Se trata de un sistema impulsado por la Unión Europea para crear un estándar que garantice la interoperabilidad de las redes ferroviarias europeas. El objetivo —crear una gran red ferroviaria común— es complicado de alcanzar debido a las diferencias nacionales en ancho de vías, electrificación y tecnologías empleadas. El ERTMS se compone de dos subsistemas, el control de seguridad ETCS y la tecnología de comunicación por radio GSM-R.

ETCS

Siglas de "European Train Control System" (Sistema de Control Ferroviario Europeo). Mecanismo de seguridad que forma parte del sistema europeo de gestión del tráfico ferroviario (ERTMS). Diseñado para sustituir y unificar los numerosos sistemas de seguridad incompatibles que se utilizan en los diferentes países de la Unión Europea. El ETCS es mejor y más fiable que ASFA, ya que "es capaz de almacenar información muy diversa, de la vía, de las condiciones de circulación y del tren". En España, este sistema ya se utiliza en las líneas de alta velocidad, como por la que circulaba el tren accidentado 4 kilómetros antes del siniestro.

Tacógrafo

Con este nombre se conoce a la caja negra de los trenes. Se trata de un dispositivo que registra la actividad de los instrumentos y las conversaciones en la cabina. Su función es almacenar datos que, en caso de un accidente, permitan analizar lo ocurrido en los momentos previos. El Ministerio de Fomento lo define como "un aparato de control que se instala a bordo de ciertos vehículos de carretera, para indicar y registrar de manera automática o semiautomática, los datos relativos a los kilómetros recorridos y a la velocidad de los vehículos, así como los tiempos de actividad y descanso de sus conductores". El contenido del tacógrafo del tren accidentado en Santiago será clave para averiguar las causas exactas de la tragedia. Ya se encuentra en manos del juez.

Talgo

El tren descarrilado es un Talgo 250 Dual, un modelo único que permite circular en vías de diferentes anchos y que realizó su primer servicio comercial en España en la línea Galicia-Madrid en junio de 2012. Este modelo puede circular a velocidades máximas de 250 kilómetros por hora en el ancho de vía internacional UIC (1,4 metros) y a 220 kilómetros en el ancho español (1,6 metros). La aceleración máxima en una curva es de 1,2 metros/s2 y dispone de dos discos de frenado neumático por eje y sistemas de frenado eléctrico, tanto de recuperación (2.400 kW), como reostático (2.000 kW).

El Talgo 250, que puede circular en vías de diferentes anchos y con tracción eléctrica y diésel, permite, por tanto, cambiar el sistema de energía sin tener que parar el tren. De acuerdo con los datos de Talgo, el tren cuenta con 265 plazas, 216 de ellas de clase turista, y un total de 13 unidades de tren que se reparten de la siguiente manera: 6 coches para la clase turista, 2 de la cabeza motriz, 2 del extremo técnico, 2 de clase preferente y 1 de cafetería. El Alvia que cubre el trayecto entre la capital española y la ciudad gallega discurre por líneas de alta velocidad en los tramos Madrid-Valladolid y Orense-Santiago-La Coruña, mientras que el resto lo hace por vía convencional.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.