Carlos Alonso Palate
Carlos Alonso Palate. EFE

El hallazgo del cadáver de Carlos Alonso Palate entre los restos del aparcamiento de la T-4 del aeropuerto de Barajas convierte a este ciudadano ecuatoriano en la primera víctima mortal de ETA después de tres años y medio.

Los equipos de rescate encontraron los restos de Alonso Palate, de 34 años, en el interior de su vehículo estacionado en el módulo D del aparcamiento de la terminal 4, donde el pasado 30 de diciembre ETA hizo estallar una furgoneta bomba.

Aún sigue desaparecido otro ciudadano ecuatoriano, Diego Armando Estacio, de 19 años.

El número de muertos en España por atentados de ETA asciende a 831

La confirmación de que hay víctimas mortales en este atentado acaba con un período sin muertos por la actividad de ETA desde que la banda asesinara el 30 de mayo de 2003 a los policías nacionales Bonifacio Martín Hernando y Julián Envit Luna en Sangüesa (Navarra).

La explosión de la bomba que iba adosada al vehículo en el que viajaban causó, además, otro herido.

Ese mismo año, tres meses antes, el 8 de febrero, el jefe de la policía municipal de Andoáin y militante socialista, Joseba Pagazaurtundua, murió debido a las heridas que le causaron los disparos de un etarra en el bar "Daytona" de esa localidad guipuzcoana.

Con estas últimas muertes son ya 831 las personas que han muerto en España en atentados de ETA desde el comienzo de su actividad terrorista, si bien la autoría de cinco de ellas se considera dudosa.

Sólo en 1980 hubo casi cien muertos

El año 1980, con casi cien muertos, fue el año más luctuoso de ETA, seguido de 1979, con 78 víctimas mortales, y de 1978, con 68.

Especialmente cruentos fueron también 1987, con 52 muertos; 1986, con 41; 1982, con 39, o 1985, con 37.

Desde 1973, más de 120 las personas han muerto en Madrid a manos de ETA

En Madrid, el primer atentado de ETA, y probablemente el más espectacular de toda la historia de la banda, fue el perpetrado el 20 de diciembre de 1973 contra el presidente del Gobierno, el almirante Luis Carrero Blanco.

Desde entonces han sido más de 120 las personas que han muerto en Madrid a manos de ETA.

El año 1986 fue, con 22 víctimas mortales, el que mayor número de muertos registró en Madrid en atentados de ETA.

Especialmente graves fueron el atentado de la calle del Correo, en septiembre de 1974, en que 13 personas murieron en la explosión de una bomba en la cafetería Rolando, y el del 14 de julio de 1986, en el que 12 agentes de la guardia civil murieron en la plaza de la República Dominicana al hacer explosión un coche cuando pasaban por delante los vehículos de la Benemérita.

El 29 de julio de 1979 las bombas de ETA en las estaciones ferroviarias de Atocha y Chamartín causaron siete muertes -cinco en Atocha- y otras siete personas, en este caso militares de alta graduación, fueron asesinados al estallar un coche bomba en la calle de Joaquín Costa, el 21 de julio de 1993.

El 19 de abril de 1995, la banda terrorista atentó contra José María Aznar, entonces líder de la oposición, que resultó ileso, si bien la explosión mató a una anciana.