El alcalde francés que habló de Hitler y de matar gitanos es objeto de una investigación

  • Gilles Bourdouleix, alcalde de Cholet, discutió con un grupo de gitanos.
  • Les dijo que "Hitler no había matado a suficientes" miembros de esa comunidad.
  • Él insiste en que sus palabras se han sacado de contexto.
Imagen de archivo de una de las primeras familias gitanas expulsadas hace unos años por Francia a Rumanía.
Imagen de archivo de una de las primeras familias gitanas expulsadas hace unos años por Francia a Rumanía.
EFE

La justicia francesa ha abierto una investigación contra el alcalde de Cholet, Gilles Bourdouleix, diputado del partido centrista UDI, por una discusión con un grupo de gitanos, a los que dijo que "tal vez Hitler no había matado a suficientes" miembros de esa comunidad.

La Fiscalía de Angers confirmó que ha abierto un procedimiento preliminar por "apología de crimen contra la humanidad", cuya primera medida es interrogar a los testigos presentes en el enfrentamiento verbal entre Boudouleix y los gitanos que se habían instalado ilegalmente en un terreno municipal.

La Unión Francesa de Asociaciones Gitanas señaló que iba a presentar una denuncia contra el político, y su presidente, Alain Daumas, en una entrevista a la televisión BFM TV, calificó de "intolerables" las palabras.

En el terreno político, varios dirigentes del partido de este alcalde de Cholet (localidad del oeste de Francia) han dado a entender que será excluido de la Unión de Demócratas e Independientes (UDI), empezando por su secretario general, Jean-Christo phe Lagarde.

Bourdouleix, por su parte, insistió en que se han sacado sus palabras de contexto, que es víctima de una "manipulación" por parte de "Le Courier de l'Ouest" que quiere acabar con él.

De acuerdo con su versión, cuando los gitanos se dirigieron a él haciéndole el saludo nazi, les espetó: "imbéciles, si yo fuera Hitler, se os mataría enseguida". Algo que no acaba de cuadrar con la grabación hecha pública por el periódico.

El primer ministro, el socialista Jean-Marc Ayrault, estimó "inaceptables (...) unas declaraciones que no son dignas de un cargo electo de la República". "Un representante del pueblo no puede hablar así porque atenta contra los principios" fundamentales, comentó.

Las 150 caravanas de los gitanos que se habían instalado irregularmente en Cholet abandonaron ayer lunes el terreno ocupado de forma irregular.

Varios alcaldes de derechas se han distinguido en las últimas semanas por sus reacciones verbales contra los gitanos que llegan a sus municipios, muchos de los cuales tienen obligación -por ley- de tener preparados terrenos para que puedan instalarse las comunidades itinerantes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento