El Parque Tellaetxe de Barakaldo cuenta con más de 1.000 metros de nuevos itinerarios peatonales, árboles, mobiliario urbano, iluminación y un puente de madera sobre el río Castaños, tras las obras de renovación ejecutadas por el Ayuntamiento fabril con un presupuesto de 633.000 euros, financiados en su totalidad por el departamento de Medio Ambiente de la Diputación foral de Bizkaia.

El alcalde de Barakaldo, Alfonso García, ha visitado este martes este remozado área de ocio y esparcimiento, "con un gran valor estratégico al servir de puerta de entrada peatonal al pulmón verde de la ciudad, El Regato", ha destacado.

Las obras que acaban de concluir, ha dicho, han puesto en valor "el atractivo natural de Tellaetxe, además de relanzar la función que tiene como enlace entre el Barakaldo urbano y rural mediante los itinerarios peatonales que discurren por él". En concreto, el parque sirve de conexión entre el barrio residencial de Cruces, a la altura de la zona de La Paz, y el valle de El Regato.

"Se han llevado a cabo varias actuaciones en los distintos caminos existentes en el parque y que se encontraban en mal estado. Asimismo, se han creado nuevos itinerarios incluso con la creación de una nueva pasarela sobre el río Castaños, lo que potencia la utilización de la zona del parque más cercana a él, antes residual", ha informado el alcalde.

En total, el Ayuntamiento ha renovado y pavimentado más de 1.000 metros lineales de itinerarios peatonales y otros 90 metros de cauce fluvial, se han plantado 75 árboles y 1.030 especies arbustivas, y se han colocado 82 nuevas piezas de mobiliario urbano.

Han sido reparados también diferentes tramos de tuberías de las redes de saneamiento y drenaje, con el fin de mantener el correcto funcionamiento de las mismas y evitar fugas al subsuelo y/o que se produzcan grandes balsas de agua en los periodos de lluvias.

Nuevas zonas de estancia

El parque ya disponía de un diseño basado en una definición de espacios de tránsito y zonas verdes, pero no concretaba las zonas de estancia necesarias, por lo que la institución local las ha generado con la colocación de mobiliario de piedra, así como parrillas y mesas.

También se han colocado bancos de madera, papeleras a lo largo de los distintos itinerarios peatonales y una fuente. Asimismo, en esta obra se ha recuperado un arroyo anteriormente entubado, generando un cauce abierto mediante escollera y la revegetación de sus laterales.

García ha destacado también otras obras incluidas en este proyecto encaminadas a "oxigenar el entorno", como el incremento de los árboles y arbustos, y la renovación de las luminarias para conseguir "no solo mejorar el rendimiento energético de la instalación, sino también controlar la posible contaminación lumínica en el entorno del cauce del río Castaños".

Ejemplo de colaboración institucional

Según ha destacado también el alcalde, la renovación de Tellaetxe es "un nuevo ejemplo de importancia de la colaboración institucional", ya que, al igual que ha ocurrido con el paso alternativo en superficie de los túneles de Lutxana, el Ayuntamiento "ha ido de la mano" de la Diputación Foral de Bizkaia para "llevar a buen puerto una actuación necesaria, dado el deterioro que presentaba el parque".

Alfonso García ha recordado "lo mucho que costó obtener los fondos para renovar el parque, porque cuando estaban ya concedidos, en la parte superior del mismo se halló una ladera contaminada con sustancias tóxicas y hubo que replantear el ámbito de intervención del proyecto en tantas ocasiones que, a juicio de la Diputación, caducó el convenio que se había firmado".

"Como entenderán, no podíamos ejecutar una obra de esta entidad sin las mínimas garantías medioambientales y mientras se investigaba junto al Gobierno vasco el origen de los tóxicos y se decidía cómo actuar para eliminarlos, era una auténtica imprudencia ejecutar estas obras. Ni siquiera sabíamos hasta dónde podíamos actuar. Creo que la Diputación finalmente lo entendió y pudimos reconducir el asunto", se ha felicitado.

Llamamiento al civismo

García ha hecho asimismo un llamamiento a cuidar el Parque Tellaetxe y a que baracaldeses y visitantes "se comporten con civismo" y no destrocen el equipamiento, "no sólo el mobiliario urbano, sino también a las zonas de césped y arbolado". En este sentido, ha pedido a aquellas personas que se dedican a jugar al fútbol o voleibol en el parque que dejen de hacerlo, "porque de esa forma están destrozando un verdadero tesoro natural".

Por último, el alcalde ha avanzado que en los próximos días las máquinas y operarios volverán al parque, en este caso a su parte más cercana a los campos de fútbol de La Siebe, con el fin de acometer las labores previas a las obras de rehabilitación y sellado de un antiguo vertedero, operación que incluye la tala de algunos árboles.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.