La Asociación Navarra de Autismo imparte atención personalizada y pedagógica durante el verano

La Asociación Navarra de Autismo (ANA) ha puesto en marcha la segunda edición de su proyecto Escuela de Verano, un centro que desde el pasado 24 de junio hasta el 30 de agosto imparte a menores con autismo o con otros trastornos una atención totalmente personalizada y pedagógica.
Escuela de Verano de la Asociación Navarra de Autismo.
Escuela de Verano de la Asociación Navarra de Autismo.
EP/ANA

La Asociación Navarra de Autismo (ANA) ha puesto en marcha la segunda edición de su proyecto Escuela de Verano, un centro que desde el pasado 24 de junio hasta el 30 de agosto imparte a menores con autismo o con otros trastornos una atención totalmente personalizada y pedagógica.

Entre el personal contratado para este proyecto, se encuentran ocho psicólogas, dos logopedas, tres cuidadoras, y un profesor de gimnasia, según ha destacado en una nota la asociación, que ha explicado que la idea de este centro nació para "llenar el vacío de los meses de verano en los que tanto las aulas TGD, como las escuelas infantiles y los colegios con apoyo están cerrados". "Los niños con autismo pueden sufrir una parada en su aprendizaje, que en tiempo tan clave de su desarrollo puede ser dramático", ha apuntado ANA.

La Escuela de Verano, ha destacado la asociación, consta de siete aulas con capacidad de hasta 6 niños de entre 2 a 10 años, dirigidas cada una por una tutora y una cuidadora con experiencia en enseñar a niños con autismo.

Además, cuenta con la colaboración de numerosos voluntarios con los que se ha alcanzado un ratio de adulto por niño 1:1, y en algunos casos de 2:1. Esta semana 40 niños están ya recibiendo su terapia individualizada.

ANA ha insistido en que "la escuela está abierta no solo a niños con autismo, sino a menores con otras problemáticas pero que pueden verse beneficiados por el método usado por ANA". En concreto, asisten a la escuela niños con Síndrome de Asperger, con Trastornos generales del desarrollo (TGD), con Autismo, con problemas de habilidades sociales y con retrasos madurativos.

Finalmente, la asociación ha afirmado que "implantar todo este sistema también ha requerido el trabajo de otras muchas personas e instituciones, entre ellas el Ayuntamiento de Pamplona, que ha cedido el C.P. José María de Huarte". Además, ha precisado que para llevarla a cabo se han contratado más de una docena de profesionales, así como contado con la colaboración de más de cien voluntarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento