Los españoles deben más de 89.000 millones en compras con tarjetas de crédito

  • En siete años, los saldos pendientes con tarjetas de crédito han pasado de 26.000 millones de euros de 2005 a 89.100 millones al cierre de 2012.
  • Los datos están recogidos en el estudio 'Los consumidores y los costes asociados a las tarjetas de crédito y débito' elaborado por Adicae.
  • Según Adicae, la crisis ha obligado a la gente "a tirar" de la tarjeta por falta de disposición de otros tipos de crédito y por la necesidad de aplazar pagos.
Tarjeta de crédito a punto de ser pasada por el datáfono.
Tarjeta de crédito a punto de ser pasada por el datáfono.
ARCHIVO

La crisis ha propiciado que los españoles recurran con más asiduidad a las tarjetas de crédito, medio de pago que, en siete años, casi ha multiplicado por cuatro los saldos pendientes al pasar de 26.000 millones de euros de 2005 a 89.100 millones al cierre de 2012.

Así lo ha expresado el director de Comunicación de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), Fernando Herrero, quien también ha informado de que en lo que va de año se calcula que el saldo vivo de crédito de estas tarjetas podría haber subido otros 400 millones.

Para Herrero, es especialmente grave que la respuesta de los bancos a este aumento del crédito haya sido la aplicación de un tipo de interés medio del 19,3% frente al promedio del 16,5% que se fija en toda la Eurozona.

Estos datos están recogidos en el estudio 'Los consumidores y los costes asociados a las tarjetas de crédito y débito' elaborado por el equipo técnico de Adicae y que pretende "arrojar algo de luz sobre la situación de los consumidores ante las tarjetas de pago y poner en valor sus intereses y derechos".

Según Herrero, en 2005, año en el que el saldo vivo en tarjetas de crédito era de 26.000 millones, se registraron unas pérdidas de 137,8 millones por la morosidad pero en 2010, momento en que "el saldo vivo aumentó muchísimo" hasta 70.000 millones, también lo hizo la morosidad que se situó en 2.310 millones de euros.

En opinión de Herrero, la crisis ha obligado a la gente "a tirar" de la tarjeta de crédito por falta de disposición de otros tipos de crédito y por la necesidad de aplazar pagos.

Aumentan las comisiones bancarias

Este portavoz también se ha referido a cómo los bancos han compensado su reducción de ingresos con el aumento de las comisiones.

Según el estudio, la comisión media por mantenimiento de tarjetas de crédito ha aumentado un 76% entre 2005 y 2012, mientras que en el caso de las tarjetas de débito ha crecido, en el mismo período, hasta un 98%.

Además y según datos publicados en el estudio, los bancos han incrementado hasta un 88% la comisión por disposición de efectivo a débito en la propia red.

En el caso de la cuota anual de débito, los 20,25 euros que se cobraban de media en 2012 ya duplicaban los 10,21 euros de 2005, mientras que las cuota de las tarjetas de crédito en el mismo período han pasado de 21,35 euros de promedio a 37,71.

Herrero ha explicado lo que supone este aumento de las comisiones para los afectados y, para ello, se ha referido a la encuesta de la propia asociación entre 3.561 consumidores sobre los hábitos de uso de las tarjetas.

El estudio revela que el 96% de los usuarios relaciona la variación de las comisiones con un "aumento claro de los beneficios del banco".

Sólo un 8,7% cree que gracias a ese aumento de las comisiones se ha mejorado la seguridad y un escaso 4,5% relaciona la variación de las comisiones con una inversión para mejorar el servicio.

Tasas de intercambio

Herrero también se ha referido a la propuesta de directiva que prepara la Comisión Europea sobre la cantidad que se puede cobrar de tasas de intercambio, es decir, las tasas que el banco emisor de la tarjeta abona al banco del comerciante.

El director de Comunicación de Adicae ha señalado que "la preocupación" de la asociación en este asunto es por las "consecuencias perjudiciales" que pueda tener para los consumidores una subida de las tasas.

Por ello, ha explicado que "lo razonable" sería regular las tasas de intercambio, pero también "la otra pata de todas estas operaciones", de forma que se garantice que la regulación no tenga efectos perniciosos en los ciudadanos.

Adicae ya se ha dirigido a la Comisión Europea y a los eurodiputados españoles de todos los grupos para que, si se sigue adelante con la regulación, que se debatirá el 24 de julio, "se establezcan garantías claras a los consumidores".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento