Seis meses de prisión para el conductor que circulaba a 260 kilómetros por hora en una autovía en Burgos

  • El acusado adujo que su coche no puede alcanzar esa velocidad.
  • La sentencia le deja dos años sin carné.
  • El fiscal había solicitado dos años de prisión.
El coche de Constantino García alcanzó una velocidad nunca antes registrada por un radar.
El coche de Constantino García alcanzó una velocidad nunca antes registrada por un radar.

El Juzgado número uno de lo Penal de Burgos ha condenado a Constantino García, el conductor asturiano que fue sorprendido en una autovía de esa provincia conduciendo a 260 kilómetros por hora, a seis meses de prisión y dos años de retirada de carné.

La Fiscalía solicitaba dos años de prisión, porque según él había puesto en peligro no sólo a otros conductores, sino a su acompañante. Para la acusación, el conductor es "una bomba" en la carretera.

Finalmente, su petición ha sido desestimada.

El acusado, de 42 años, negó los hechos, y adujo que su coche, un Audi A8, no alcanzaba esa velocidad.

Se trata de la primera vez en España en que se ha captado por el radar un vehículo a esa velocidad.

Uno de los agentes declaró en el juicio que 260 kilómetros por hora es una velocidad media propia de un circuito de Fórmula 1.

El acusado fue sorprendido el pasado día 9 de febrero a la altura del kilómetro 128,8 de la A-231 (León-Burgos) conduciendo un Audi A-8, en el que también viajaba otra persona.

El acusado manifestó que no era consciente de esa velocidad e incluso dudó de ello, versión que fue ratificada por su acompañante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento