Un funeral presidencial
El ex presidente Ford, que murió a los 93 años, es despedido en un funeral de Estado. REUTERS

El ex presidente de Estados Unidos Gerald Ford recibió ayer la emocionada despedida de la clase política de Washington, encabezada por el presidente George W. Bush y los ex mandatarios Jimmy Carter, George H.W Bush y Bill Clinton.

En el funeral de Estado que tuvo lugar en la Catedral Nacional de la capital, los ex presidentes y el actual gobernante rodearon a la familia de Ford en uno de los actos más conmovedores de los seis días de duelo nacional decretados en EEUU desde el pasado viernes.

Bush: En medio del caos, él fue una roca de estabilidad

"Su nombre fue un sinónimo de integridad. En medio del caos, él fue una roca de estabilidad", dijo Bush hijo, en su panegírico del hombre que presidió EEUU durante un breve lapso de dos años y medio (1974-1976) tras la dimisión de Richard Nixon por el escándalo del Watergate.

Ford "devolvió el honor" al despacho Oval

En una línea similar, Bush padre recordó cómo Ford "devolvió el honor al Despacho Oval de la Casa Blanca", gracias a una vida "marcada por el honor y la integridad".

Kissinger, Peres o Baker asistieron al funeral

Entre los invitados a la ceremonia se encontraban otras personalidades del mundo de la política que definieron junto a Ford parte de la segunda mitad del siglo XX, como el ex secretario de Estado Henry Kissinger, el ex primer ministro israelí Simon Peres o el ex secretario de Estado James Baker.

En la mañana de ayer, el féretro de Ford dejó el velatorio instalado en la Rotonda del Capitolio durante tres días para que los ciudadanos pudiesen dar su último adiós al ex mandatario.

Tras el funeral de ayer, los restos de Gerald Ford serán trasladados a Grand Rapids (Michigan), la ciudad que siempre consideró como su hogar y en la que será enterrado mañana.

Gerald Ford murió el pasado 26 de diciembre a los 93 años en su rancho 'Mirage', en California.